14 de febrero, Día Europeo de la Salud Sexual

La OMS es una de las muchas organizaciones que promueven, desde 2003, la celebración de un día de concienciación sobre la salud sexual.

El 14 de febrero es, internacionalmente, conocido como el Día de los Enamorados. Pero más allá de las cajas de bombones en forma de corazón, las flores o la joyería, San Valentín se ha convertido en un día de concienciación para Europa. Desde 2003, derivado de una propuesta de Alianza Europea para la Salud Sexual (ESHA), el 14 de febrero es el Día Europeo de la Salud Sexual.

La OMS define la salud sexual como “un estado de bienestar físico, emocional, mental y social relacionado con la sexualidad; la cual no es solamente la ausencia de enfermedad, disfunción o incapacidad. Para que la salud sexual se logre y se mantenga, los derechos sexuales de todas las personas deben ser respetados, protegidos y ejercidos a plenitud”. Con esta definición en mente es como la comunidad europea ha planteado este día, fecha especial en la que incidir sobre la importancia de una vida sexual respetuosa y saludable y concienciar de los riesgos existentes.

Las enfermedades de transmisión sexual (ETS), los casos de bullying o discriminación por orientación sexual (lgtbfobia) o las conductas adictivas son algunos de los peligros que están relacionados con la salud sexual y que días como este intentan enseñar a combatir y controlar. Además, se hace especial hincapié en los métodos anticonceptivos existentes y en los planteamientos respetuosos de la vida sexual.  Los jóvenes, especialmente aquellos adolescentes que comienzan a descubrir su vida sexual, son el público objetivo al que todo este tipo de mensajes van dirigidos.

El 14 de febrero también pretende servir como fecha reivindicativa en la que se sigue demandando el acceso universal a los servicios de salud sexual y reproductiva, a la educación sexual que forme e informe a la población y a la defensa de la integridad física y la vida sexual libre y respetuosa para con todas las personas.

El sexo es una parte inherente a la vida humana, que crece junto a nosotros y cuya concepción ha ido evolucionando con los cambios sociales que se producían. Aun con los enormes avances de liberación sexual que se hicieron desde mediados de los 60, la existencia de estos días dedicados a la salud sexual sigue siendo necesaria para derribar los muros que encorsetan un tema que sigue oliendo a tabú. Numerosas organizaciones e instituciones promueven precisamente la normalización del sexo en la sociedad y promueven una educación especializada que forme a futuras generaciones más respetuosas, saludables y cómodas con su sexualidad.

Continúa leyendo