¿Qué es el retifismo?

Diccionario de parafilias. ¿Cuántos tipos de fetiches de pies existen? ¿Cuál es el origen de esta parafilia llamada retifismo?

iStock

En nuestro glosario de parafilias hacemos hoy una parada en el retifismo. Y es que el placer sexual puede conseguirse de muchas formas distintas. El retifismo es una parafilia caracterizada por la atracción fetichista hacia los zapatos, sean del tipo que sean. Las personas que padecen este patrón de comportamiento sexual, entre otras cosas, disfrutan acariciando, oliendo, besando o lamiendo el calzado de los demás o sintiendo los zapatos encima de ellos mismos, ya que se asocia el pie y el zapato con los genitales, normalmente femeninos. Esta parafilia se da más en hombres que en mujeres.

 

También te puede interesar:

El término tiene su origen en el apellido del escritor francés Nicolás Edme Restif de la Bretonne del Siglo XVIII, quien fue una de las primeras personas en describir los síntomas de esta inclinación de índole sexual y quien da nombre a esta parafilia. El retifismo se considera, por tanto, un epónimo (nombre de una persona o lugar que da nombre a un concepto u objeto).

 

A pesar de que pueda resultarnos más o menos extraña, la atracción sexual por los zapatos es bastante frecuente e incluso pueden encontrarse subparafilias dentro de la misma. Así, la atracción hacia los zapatos de tacón alto se denomina “altocalcifilia”.

 

 

De todos los tipos de fetiches sexuales, uno de los más comunes es el fetichismo de los pies. Y es que los tres fetiches más comunes de las partes del cuerpo son los pies, las manos y el pelo.


Se han aplicado muchos nombres al amor sexual de los pies, incluidos el fetichismo de los pies, la adoración de los pies y el parcialismo de los pies. También vale la pena señalar que hay algunas personas que tienen un interés pronunciado en los pies por razones estéticas (de atractivo) pero sin ningún motivo sexual. Tales personas no serían clasificadas como fetichistas de los pies o como podófilos.

Si buscamos en Google "fetiches de pies", no solo aparecen cientos de páginas web, sino que la gran diversidad de lo que le gusta a la gente es desconcertante para un novato que no sepa nada sobre tales fetiches.

Los fetiches de pies pueden ser muy específicos, y las dimensiones y características individuales son críticas para el podófilo. Por lo general, están interesados en el tamaño (del pie, los dedos de los pies, el talón), la forma (pies planos, arcos altos), los adornos (calzado, joyas, anillos, pulseras de tobillo, etc.) , estética (esmalte de uñas, tatuajes, pedicura, etc.), características sensoriales no visuales (por ejemplo, el tacto, el olfato) y, quizás lo más importante, el tipo de interacción (masajear, tocar, besar, besar, cosquillear, lamer, chupar ).

 

También hay subdimensiones del fetiche, incluidos aquellos que realmente están interesados en el calzado en lugar de los pies (como en este caso, el retifismo, que ya hemos comentado que el novelista francés Nicolas Edme Rétif,  escribió extensamente sobre su propio fetiche del calzado), o aquellos que les gustan los pies descalzos con adornos, aretifismo.

 

La mayoría de las teorías psicológicas sobre los fetiches en general y los fetiches de pies en particular se refieren a las experiencias de impronta y acondicionamiento de la primera infancia (donde las respuestas sexuales generalmente se combinan con objetos no sexuales). 

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme por aquí.

Continúa leyendo