¿La edad nos hace conservadores en la cama?

En realidad, cumplir años nos vuelve más desinhibidos y comprensivos con nuestra pareja.

edad cama

Hay una máxima que todos hemos escuchado en alguna versión y que ha sido atribuida a varios autores: "Si tienes menos de treinta años y no eres liberal, es que no tienes corazón. Y si has cumplido los treinta y no eres conservador, es que careces de cerebro". Las estadísticas de voto tienden a confirmar esa tendencia. Pero ¿se puede llevar a otros aspectos vitales, como la sexualidad?

 

Robert N. Butler, primer director del Instituto Nacional del Envejecimiento de Estados Unidos, desató a mediados de los ochenta una sonada polémica con su libro The New Love and Sex After 60 (en castellano, "El nuevo amor y sexo después de los 60"). En él, Butler, que falleció en 2010, traía a colación numerosas investigaciones que hablan de una etapa con menor preocupación por el qué dirán.

Recordaba, por ejemplo, un estudio pionero sobre los efectos beneficiosos por la liberación de responsabilidades. Allí se mostraba que, en torno a la sexta década de vida, las parejas solían cambiar el modelo estereotipado que habían representado durante años y se atrevían a manifestar necesidades erótico-afectivas que antes ocultaban por ser víctimas del rígido rol hombre/mujer que las encadenaba.

Según Butler, eso se traduce en una mayor empatía por las necesidades del otro y apertura a las nuevas experiencias. A pesar de que la madurez pone obstáculos –desde la aparición de problemas físicos hasta la presión social en contra–, puede ser una fase mucho más aventurera en el terreno carnal.

 

Etiquetas: sexo

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

¿La edad nos hace conservadores en la cama?

En realidad, cumplir años nos vuelve más desinhibidos y comprensivos con nuestra pareja.

edad cama

Hay una máxima que todos hemos escuchado en alguna versión y que ha sido atribuida a varios autores: "Si tienes menos de treinta años y no eres liberal, es que no tienes corazón. Y si has cumplido los treinta y no eres conservador, es que careces de cerebro". Las estadísticas de voto tienden a confirmar esa tendencia. Pero ¿se puede llevar a otros aspectos vitales, como la sexualidad?

 

Robert N. Butler, primer director del Instituto Nacional del Envejecimiento de Estados Unidos, desató a mediados de los ochenta una sonada polémica con su libro The New Love and Sex After 60 (en castellano, "El nuevo amor y sexo después de los 60"). En él, Butler, que falleció en 2010, traía a colación numerosas investigaciones que hablan de una etapa con menor preocupación por el qué dirán.

Recordaba, por ejemplo, un estudio pionero sobre los efectos beneficiosos por la liberación de responsabilidades. Allí se mostraba que, en torno a la sexta década de vida, las parejas solían cambiar el modelo estereotipado que habían representado durante años y se atrevían a manifestar necesidades erótico-afectivas que antes ocultaban por ser víctimas del rígido rol hombre/mujer que las encadenaba.

Según Butler, eso se traduce en una mayor empatía por las necesidades del otro y apertura a las nuevas experiencias. A pesar de que la madurez pone obstáculos –desde la aparición de problemas físicos hasta la presión social en contra–, puede ser una fase mucho más aventurera en el terreno carnal.

 

Etiquetas: sexo

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS