¿Para qué sirven los besos?

Los besos cumplen una función comunicativa, afectiva y sexual esencial en las relaciones interpersonales pero, ¿tienen el mismo sentido para las mujeres que para los hombres?

beso
Unsplash

Son muchas las ocasiones en que dos personas comparten un beso en los labios: en momentos de deseo, para mostrar afecto o incluso por convención social como cerrar una ceremonia de bodas. Sin embargo, desde el punto de vista científico, ¿qué finalidad cumplen los besos?

En el año 2008, la psicóloga de la Universidad Albright en Pennsylvania Susan Hughes y su equipo publicaron un estudio en la revista Evolutionary Psychology que probaba varias teorías que los expertos en psicología evolutiva llevaban tiempo proponiendo. Encuestaron a un total de 1 000 hombres y mujeres, en edad sexualmente muy activa (eran estudiantes universitarios) para conocer su opinión sobre cómo vivían y por qué llevaban a cabo la experiencia de besar

Los resultados mostraban que tanto para los hombres como para las mujeres, el hecho de besar era una interacción importante y muy íntima. Ambos sexos utilizaban el beso para medir su nivel de compatibilidad en la relación con sus parejas. Además, ambos podían sentirse más o menos atraídos por sus parejas basándose únicamente en lo satisfactorio que les resultaba besarlas, lo que reafirma la teoría de que las feromonas y otras señales bioquímicas se intercambian cuando dos personas se besan.

¿Los hombres y las mujeres entienden los besos igual?

Sin embargo, a partir de ahí surgían varias diferencias entre los hombres y las mujeres al respecto de por qué y para qué besaban. Las mujeres consideraban que un mal beso era determinante para no hacer prosperar el vínculo, así como un buen beso podía reforzar el apego; pero, para los hombres, era probable que quisieran seguir teniendo relaciones sexuales con esa persona aunque consideraran que besaba mal. 

Además, los datos mostraron que los hombres sienten que un beso debe acabar en sexo mucho más que las mujeres e incluso que la mitad de ellos estaría dispuesto a mantener relaciones sexuales con una persona sin besarla, frente al 14 % de las mujeres. Para más inri, a los hombres no les gustaba besar tras el sexo, mientras que las mujeres se mostraban favorables a los besos tanto antes, como durante y después de la relación sexual.

También te puede interesar:

Continúa leyendo