La FDA autoriza el primer condón fabricado específicamente para el coito anal

Los expertos elogian la decisión como un paso adelante que podría ayudar, entre otras, a la comunidad LGBT.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), la agencia del Gobierno de los Estados Unidos responsable de la regulación de alimentos, medicamentos, cosméticos, etc, ha autorizado ya el primer preservativo para usar durante el coito anal, dando luz verde al uso del One Male Condom de Global Protection Corp.

 


Una victoria para la salud sexual

Si bien los preservativos tradicionales ya se recomendaban anteriormente para el sexo anal, están orientados comercialmente para el sexo vaginal. Los expertos consideran que la medida de la FDA es una victoria para la salud sexual y puede ser especialmente importante para la comunidad LGBT.

"La autorización de la FDA de un condón que está específicamente indicado, evaluado y etiquetado para el coito anal puede mejorar la probabilidad de uso del condón durante el coito anal", dijo la científica de la agencia Courtney Lias en un comunicado.

 


El condón, un escudo para prevenir infecciones de transmisión sexual

¿Cómo es este preservativo? El One Male Condom es una funda de látex de caucho natural que cubre el pene. Tiene tres versiones diferentes: estándar, delgada y ajustada. Los condones ajustados, disponibles en 54 tamaños diferentes, incorporan una plantilla de papel para ayudar a encontrar el mejor tamaño de condón para cada usuario. Cuando se usa durante las relaciones sexuales anales, One Male Condom debe usarse con un lubricante compatible con condones.

Los investigadores llevaron a cabo un ensayo clínico para probar la capacidad de los condones para prevenir la transferencia de fluidos corporales. El estudio incluyó a 252 hombres heterosexuales de entre 18 y 54 años. La tasa de fracaso en la protección fue solo del 0,68% para el coito anal y del 1,89% para el coito vaginal. La FDA daba un límite máximo del 5%.


La alta tasa de éxito se debe, según los expertos, en la provisión de lubricante y la introducción de instrucciones sobre cómo usar el producto.

Los condones no solo previenen del VIH, sino también de la clamidia, la gonorrea o la sífilis y, aunque se estima que alrededor del 6% de los hombres estadounidenses practican sexo con otros hombres de forma anal, muchas parejas heterosexuales también tienen sexo anal. Recordemos que el riesgo de transmisión de ETS es mayor durante el coito anal que durante el vaginal.

Si bien la autorización subraya la importancia para la salud pública de los condones probados y etiquetados específicamente para el coito anal, todos los demás condones aprobados por la FDA pueden seguir utilizándose para la anticoncepción y la prevención de ETS.

La FDA ha concedido la autorización de comercialización a Global Protection Corp.

 

Referencia: FDA.gov

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en Twitter: sarahromero_ y en ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo