Identifican una hormona que activa la pasión

La investigación expone el papel crucial del cerebro y el procesamiento emocional en la concepción.

Estudios anteriores han demostrado que la kisspeptina, producida por el hipotálamo, también está presente en otras regiones límbicas del cerebro, como la amígdala, involucrada en comportamientos emocionales y reproductivos.

Para la investigación, el equipo se propuso examinar el papel de la kisspeptina en regiones límbicas del cerebro. En particular, querían determinar si la hormona influía en el comportamiento emocional en respuesta a los estímulos sexuales.
En el experimento participaron 29 hombres jóvenes sanos que recibieron una inyección con kisspeptina o un placebo. Tras la inyección, los participantes se sometieron a resonancia magnética funcional (fMRI), lo que permitió supervisar su actividad cerebral, mientras veían una selección de imágenes sexuales y no sexuales.

 

Al ver imágenes sexuales, se produjo un aumento de la actividad en las regiones cerebrales que suelen ser estimuladas por la excitación sexual y el amor, solo tras la inyección de kisspeptina, pero no por el placebo.

 

Los investigadores dicen que estos hallazgos indican que la kisspeptina mejora los circuitos conductuales en el cerebro que están relacionados con el sexo y el amor romántico: "En última instancia, estamos interesados en ver si la kisspeptina podría ser un tratamiento eficaz para trastornos psicosexuales, y ayudar a un sinnúmero de parejas que luchan por concebir", expone Waljit Dhillo, líder del trabajo.

 

El estudio ha sido publicado en la revista The Journal of Clinical Investigation.

 

Etiquetas: amorhormonassexosexualidad

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar