Adaptan al español el orgasmómetro psicológico por excelencia

Investigadores de la Universidad de Granada han adaptado a nuestro idioma el ORS, uno de los pocos instrumentos que evalúan la experiencia psicológica de un orgasmo.

Un equipo de investigadores del Laboratorio de Sexualidad Humana (LabSex) de la Universidad de Granada (UGR) ha adaptado al español uno de los pocos instrumentos que sirven para evaluar la experiencia psicológica de un orgasmo, en el contexto de las relaciones sexuales en pareja, desde un enfoque multidimensional. El nombre de esta herramienta es Orgasm Rating Scale (ORS) y en la práctica se emplea para detectar disfunciones orgásmicas tanto en hombres como en mujeres.

El estudio del Centro de Investigación Mente, Cerebro y Comportamiento (CIMCYC), que ha visto la luz en la prestigiosa revista científica The Journal of Sexual Medicine, ha adaptado y validado al español este instrumento, que consiste en un cuestionario compuesto por 25 ítems distribuidos en cuatro áreas diferentes –afectiva, sensorial, intimidad y recompensa que sirven para describir la experiencia del orgasmo en pareja. Con el objetivo de evaluar clínicamente la experiencia subjetiva orgásmica más reciente, los científicos de la UGR usaron una escala tipo Likert, en la que cero significa que “no lo describe en absoluto” y cinco “lo describe perfectamente”.

Según informa la Universidad de Granada en una nota de prensa, en el estudio han participado 842 adultos de nacionalidad española –532 mujeres y 310 hombres–, todos mayores de edad. Tuvieron que responder a una serie de autoinformes online acerca de su experiencia orgásmica más reciente, compuesta por un cuestionario sociodemográfico y de la historia sexual, la ORS, la Escala de Opinión Sexual (SOS-6) y una escala de funcionamiento sexual general (MGH-SFQ).

La encuesta se realizó a través de la plataforma LimeSurvey y se difundió el link para acceder a ella a través de diversas redes sociales –como Twitter, Facebook e Instagram–, colectivos, grupos, etcétera.

Disfunciones orgásmicas

“Tras el análisis de datos, la versión española de la ORS ha resultado tener buenas propiedades psicométricas, es fiable y válida para su uso tanto en el ámbito clínico como en el de la investigación”, explica Ana Isabel Arcos, autora principal del estudio. Según añade, “las personas con dificultades en su capacidad orgásmica obtienen menores puntuaciones en las dimensiones de la ORS que personas sin estas dificultades”. De ahí que sea útil para detectar disfunciones orgásmicas.

Dicha disfunción se presenta cuando un hombre o una mujer no pueden alcanzar el orgasmo o sufren dificultades para hacerlo. Eso no significa que no exista excitación, sino que el individuo no experimenta el máximo placer sexual que cabría esperar en una relación sexual. A no ser que el problema sea persistente y se repita, no se considerará disfunción orgásmica. En cualquier caso, debe ser un especialista quien determine si existe realmente un problema, que, por cierto, es más habitual en mujeres. Según datos de 2017, en concreto de la Encuesta Nacional de Salud Sexual y Comportamiento realizada por la Universidad de Indiana (EE.UU.), en torno al 10% de ellas nunca han tenido un orgasmo y el 91% de los hombres experimentaron uno durante su último encuentro sexual frente a solo el 64% de las mujeres.

También te puede interesar:
Raquel de la Morena

Raquel de la Morena

Periodista. También escritora de romances históricos y novela juvenil. Sin terraplanistas ni escépticos de la llegada del hombre a la Luna entre mi gente más cercana –que yo sepa–.