8 mitos muy comunes sobre el sexo

El tema del sexo sigue provocando risas y dolores de cabeza a más de uno, por lo que no es de extrañar que surjan numerosos mitos y creencias en torno a él.

3. Cuanto más grande tenga el pie, más grande será su pene

Este mito, como muchos otros, se encuentra ampliamente extendido. Por esto Julian Shah del Departamento de Urología del Hospital St. Mary de Londres decidió llevar a cabo un estudio con el objetivo de averiguar si esta afirmación tenía alguna base científica. Después de examinar a 104 hombres concluyó que no había ninguna correlación y que, por lo tanto, nada tenía que ver el número de zapato con el tamaño del pene del sujeto.


4. La eyaculación femenina no existe

Una creencia muy extendida es que la eyaculación femenina o es un mito, o es provocada. Lo cierto, es que la mayoría de mujeres que eyaculan lo realizan de forma involuntaria, sin control sobre su aparición. Esto mismo lo afirma Francisco Cabello Santamaría, Presidente de la Academia Internacional de Sexología Médica, quien lleva estudiando durante muchos años este fenómeno.



5. El himen se rompe durante el primer coito

La forma y estructura del himen cambia de una mujer a otra. Algunas nacen sin él, otras lo tienen grande, dividido, con agujeros, más en la entrada o en el interior de la vagina… Lo cierto es que, como comentan los investigadores Hegazy, A. y M. O. Al-Rukban, en la revista The Health, no existe una fisiología estándar para esta pequeña pieza constituida por tejido mucoso.


6. La circuncisión afecta al funcionamiento sexual

Con el objetivo de probar esta afirmación, este mismo año se publicó un estudio en The Journal of Urology realizado a un total de 62 hombres (30 circuncidados, 32 intactos). Las pruebas realizadas se centraban en medir la sensibilidad ante el contacto, la temperatura y el dolor en sus penes. Los resultados mostraron que no existen diferencias ante ningún estímulo independientemente de la circuncisión.


7. El embarazo no se produce durante la menstruación

Este es un mito muy extendido, sobre todo entre las personas más jóvenes. Lo cierto es que hay una probabilidad menor de embarazo, porque la mujer está liberando el óvulo que no ha sido fecundado en su ciclo menstrual anterior. No obstante, eso no evita que haya comenzado a ovular para el próximo ciclo. Así que sí se puede quedar embarazada.

Otro punto a tener en cuenta es que durante este periodo, al igual que durante el resto del tiempo, debe seguir utilizándose un preservativo, ya que las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) se transmiten principalmente por la sangre, los fluidos genitales y las mucosas.


8. Las ITS solo se encuentran en países subdesarrollados

Existe la creencia de que las Infecciones de Transmisión Sexual solamente surgen en lugares como África o India, pero hemos de decir que esto es erróneo. La Organización Mundial de la Salud publicó este mismo año estos datos:

  • Diariamente más de 1 millón de personas contraen una ITS a lo largo del mundo.
  • Más de 500 millones de personas portan el virus que da lugar al herpes genital tipo 2.
  • Más de 290 millones de mujeres se encuentran afectadas por el virus del papiloma humano (VPH).
  • Más de 900.000 mujeres embarazadas contrajeron sífilis en el año 2012, lo que dio lugar a 350.000 complicaciones, incluidos casos de muerte prenatal.


Así que utiliza preservativo si quieres evitar que se produzca algún contagio o un embarazo no planificado.

Raquel Graña es psicóloga, sexóloga y coach educativa.

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar