¿Qué es la odinofagia? Causas y síntomas

La odinofagia hace referencia a cuando es doloroso tragar y tiene una gran variedad de causas potenciales.

iStock

La odinofagia es un trastorno en el que la deglución resulta dolorosa. Un paciente puede sentir dolor en la garganta, la boca o el esófago al tragar alimentos, líquidos o incluso saliva. En algunos casos, puede solucionarse rápidamente, pero también puede persistir a largo plazo y puede ser una indicación de una afección de salud más grave.



¿Qué diferencia hay entre odinofagia y disfagia?



La
disfagia se produce cuando una persona tiene dificultades para tragar, mientras que la odinofagia se presenta cuando el simple hecho de tragar provoca dolor. La disfagia puede ocurrir junto con la odinofagia, pero las dos condiciones también pueden aparecer por separado.

La disfagia a menudo es más grave que la odinofagia, pues
puede causar tos o asfixia. En casos extremos, esto puede provocar irritaciones o bacterias en los pulmones, lo que puede provocar neumonía.

Tanto la disfagia como la odinofagia pueden ser causadas por infecciones o inflamaciones. Sin embargo, la disfagia también puede ser un síntoma de ansiedad y puede ser provocada por factores psicológicos. No confundir con el miedo a tragar, una fobia conocida como
fagofobia.

 

Síntomas


Los síntomas comunes incluyen:
dolor sordo, ardiente o punzante en la boca, la garganta o el esófago al tragar; dolor que empeora al tragar alimentos secos, aunque en algunos casos los líquidos y los sólidos causan la misma cantidad de dolor; pérdida de peso por la ingesta reducida de alimentos; deshidratación por la ingesta reducida de líquidos.



Causas



Una amplia gama de factores puede causar dolor al tragar, que incluyen:

-
Infecciones, como el resfriado común, la gripe y la faringitis estreptocócica.
-
Inflamación de la boca, garganta o esófago causada por amigdalitis, faringitis, laringitis o esofagitis.
-
Acidez estomacal o enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE), donde el ácido del estómago ingresa al esófago y, a veces, a la garganta, causando dolor e inflamación. La acidez estomacal a largo plazo puede provocar úlceras y disfagia.
-
Sistema inmune debilitado. Las personas con VIH o SIDA o las que se someten a radioterapia u otros tratamientos contra el cáncer tienden a desarrollar odinofagia con más frecuencia que otras personas.
-
Infecciones en la boca, la garganta y el esófago. Estas infecciones fúngicas son más comunes en personas con sistemas inmunes debilitados.
- El
cáncer de esófago se asocia con disfagia persistente, odinofagia y pérdida de peso involuntaria. Una persona que padece cáncer de esófago puede sentir dolor en el pecho o la espalda al tragar.
-
Lesiones o úlceras en la boca, garganta o esófago. Estos pueden ser causados ​​por un trauma físico, cirugía o comer alimentos con bordes afilados.
- El
tabaco, el alcohol o las drogas ilegales pueden irritar la boca, la garganta y el esófago, haciendo que sea doloroso tragar.
-
Beber bebidas muy calientes o frías durante un período prolongado puede afectar el revestimiento mucoso del esófago.

 

Tratamiento



Los tratamientos para la deglución dolorosa incluyen:

-
tratar las causas subyacentes, como tomar antibióticos para infecciones o antiácidos para reflujo ácido
-
antiinflamatorios para aliviar el dolor de las inflamaciones, como la amigdalitis y la laringitis
-
evitar el alcohol y el tabaco, ya que estas sustancias pueden irritar la garganta y el esófago.
-
comer alimentos blandos y masticar durante más tiempo para que tragar sea menos doloroso
-
usar aerosoles para adormecer la garganta y aliviar el dolor a corto plazo

En casos severos donde es imposible tragar debido al dolor, se puede recomendar una sonda de alimentación para evitar la pérdida de peso.

Cuando la odinofagia es causada por cáncer, la cirugía también es una opción.

 



Cuándo acudir al médico



En muchos casos, la odinofagia se resuelve sin tratamiento. La deglución dolorosa debido a un resfriado común o gripe debe desaparecer en una semana. Se recomienda visitar al médico si la odinofagia persiste durante varias semanas, se acompaña de pérdida de peso o deshidratación, o si aparece un bulto nuevo en la garganta.

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme por aquí.

Continúa leyendo