¿Por qué las medicinas tienen fecha de caducidad?

¿Desde cuándo tienen fecha? ¿Cuáles son los medicamentos que jamás deberíamos tomar pasada su fecha?

Desde 1979, la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) impuso que las compañías farmacéuticas pusiesen las fechas de caducidad de los medicamentos recetados y de venta libre. Esto no significa que el blíster de ibuprofeno se dañe de la misma manera que, por ejemplo, un cartón de leche caducada.

 

La fecha que ve impresa en las cajas o tarros de pastillas es la fecha hasta la que el fabricante del medicamento garantiza la seguridad y la potencia total del mismo. Sin embargo, el tiempo que un fármaco es seguro y efectivo suele ser tema de discusión.

 

Además de algunos medicamentos como la insulina, la nitroglicerina y los antibióticos líquidos, cuyos ingredientes activos se sabe que son pocos estables con el tiempo, muchos medicamentos pueden tener una vida útil mucho más larga de lo que sugiere su envase.

Pero no todos lo saben, así que hay personas que acuden a urgencias asustadas porque accidentalmente se tomaron algún medicamento ya caducado.

Si bien es cierto que
las intoxicaciones por tomar fármacos caducados son tremendamente raras, su efectividad, sin embargo, puede degradarse con el tiempo, pero hay pocos estudios sobre el tema.

 

En un estudio publicado en la revista JAMA Internal Medicine en 2012, los investigadores encontraron un cargamento de antiguos medicamentos y, algunos de ellos con al menos 40 años después de su fecha de fabricación, aún conservaban todas sus propiedades.

 

Según los autores de este estudio, las compañías farmacéuticas son las únicas que tienen dinero para realizar estudios a largo plazo sobre la eficacia de los medicamentos, "pero no tienen absolutamente ningún incentivo financiero para hacerlo".

 

Un estudio SLEP en 2006 probó 122 medicamentos diferentes almacenados en condiciones ideales y, como resultado, extendió la fecha de vencimiento de la mayoría de los medicamentos en la reserva en un promedio de aproximadamente cuatro años.

 

El gobierno de Estados Unidos, sin embargo, tiene un incentivo financiero para estudiar la vida útil de los medicamentos. Los Estados Unidos mantienen una reserva de medicamentos que podrían ser necesarios en caso de emergencia, como un ataque terrorista o un brote de una enfermedad. En 1986, la FDA y el Departamento de Defensa de los EE. UU. iniciaron el Programa de Extensión de la Vida Útil (SLEP) para ahorrar en los costos de reemplazo de medicamentos caducados en esta reserva.

 

En España

 

Recuerda que en nuestro país también puedes hacer limpieza de botiquín adecuadamente. En todas las farmacias existen contenedores SIGRE (Sistema Integrado de Gestión y Recogida de Envases) donde podemos llevar todos esos medicamentos que ya no vamos a usar o que estén pasados de fecha. No debes tirarlos a la basura habitual.

 

Riesgo

¿Qué ocurre con los medicamentos que sí pierden su efectividad? La verdad es que es muy complicado estar completamente seguro de que un fármaco ya caducado vaya a ser efectivo cuando realmente vayas a necesitarlo. Así que lo mejor es la prevención, porque no hay seguridad alguna:

 

 

Muchos medicamentos puede utilizarse pasada la fecha de caducidad, pero este periodo de estabilidad adicional es muy variable”, exponen los autores.



Qué medicinas no debes tomar bajo ningún concepto si están caducadas

 

Colirios, epinefrina, anticonvulsivos y antiepilépticos, warfarina, paraldehído, anticonceptivos orales, digoxina, preparaciones tiroideas o insulina.

 

Referencia: Stability of Active Ingredients in Long-Expired Prescription Medications Lee Cantrell, PharmD; Jeffrey R. Suchard, MD; Alan Wu, PhD; et al Roy R. Gerona, PhD Article Information Arch Intern Med. 2012;172(21):1685-1687. doi:10.1001/archinternmed.2012.4501

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme por aquí.

Continúa leyendo