¿Por qué el sarampión es una enfermedad tan grave?

El sarampión es una enfermedad muy contagiosa y puede llegar a provocar la muerte. No es necesario pasarla ‘a la antigua usanza’ como dicen algunos: tenemos una vacuna eficaz y segura para prevenirla.

sarampión

Una de las manifestaciones más conocidas del sarampión es la aparición de un sarpullido en la piel. Ojalá fuera esa la única consecuencia de esta enfermedad que, durante los seis primeros meses de 2018, ya ha infectado a más de 41.000 niños y adultos en toda Europa.

A pesar de que existe una vacuna segura y eficaz para prevenirlo, el sarampión es todavía una de las principales causas de mortalidad infantil. Se trata de una enfermedad altamente contagiosa que puede dejar secuelas muy graves tanto en niños como en adultos. Las complicaciones derivadas del sarampión son más frecuentes en menores de 5 años y en adultos de más de 30.

Entre otras consecuencias, el sarampión puede provocar encefalitis, ceguera, diarrea muy grave, infecciones de oído y neumonía. Además, según recoge el portal de salud de Castilla y León, el virus del sarampión se ha relacionado con otras enfermedades como la esclerosis múltiple y la panencefalitis esclerosante subaguda. Por último, el sarampión puede llegar a causar la muerte en cualquier grupo de edad.

 

Un virus muy contagioso

El virus del sarampión es altamente contagioso, y este es uno de los motivos por los que se puede originar una epidemia con relativa facilidad. Basta una tos o un estornudo para propagarlo, y además el virus puede ser transmitido por un individuo infectado desde cuatro días antes hasta cuatro días después de la aparición del exantema o sarpullido.

Para colmo, a día de hoy no se dispone de un tratamiento antiviral específico que actúe contra el virus del sarampión, y por eso la mejor  manera de lidiar contra él es la vacunación masiva. En España, la vacuna contra el sarampión es la denominada Triple Vírica, que también incluye la rubeola y la parotiditis. Está cubierta por la Seguridad Social y se suministra en dos dosis que son necesarias para garantizar una correcta inmunización.

Debido a la facilidad con la que se propaga el virus del sarampión, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte que es necesaria al menos el 95% de la cobertura de inmunización para prevenir los brotes.

 

Brote récord de sarampión en Europa

Ante el brote de sarampión que se está viviendo en Europa en 2018, la OMS ha emitido un comunicado en el que hace un llamamiento a todos los países para tomar medidas que detengan su propagación. "Después de llegar al número de casos más bajo de la década en el año 2016, estamos observando un aumento dramático en las infecciones y los brotes", expresa Zsuzsanna Jakab, directora regional de la OMS.

En algunos países europeos la cobertura de inmunización es muy baja. "Este retroceso parcial demuestra que cada persona que no es inmune sigue siendo vulnerable sin importar dónde viva y cada país debe seguir presionando para aumentar la cobertura", ha explicado Nedret Emiroglu, director de la División de Emergencias Sanitarias y Enfermedades Transmisibles de la Oficina Regional de la OMS para Europa. El país más afectado hasta el momento es Ucrania, que recoge más de la mitad de los casos de sarampión de toda Europa.

CONTINÚA LEYENDO