¿Es posible no despertar de una anestesia general?

Hemos hablado con un anestesiólogo para aclarar todas nuestras dudas.

A todos preocupa que un paciente no pueda despertarse de la anestesia, de ahí que los expertos tomen precauciones para asegurarse de que no solo se realice una cirugía exitosa, sino que también viva para disfrutar de los resultados. Es muy raro que alguien no se despierte. Si no se despierta, generalmente es porque algo ha ocurrido durante la operación. Las complicaciones de la anestesia que conducen a una falta de oxígeno que afecte al cerebro pueden ocurrir pero es algo, muy, muy poco frecuente. Los expertos cuentan con una gran cantidad de tecnología para advertirles de que existe un problema, así que no deberíamos preocuparnos por ello.

 

 

 

¿Es posible despertarse de la anestesia general en mitad de una operación?

 

“Despertarse de una anestesia general en medio de una operación es algo realmente infrecuente, pero sí que puede suceder en determinados casos. Lo cierto es que con los avances actuales y la exquisita formación de los médicos anestesistas es muy raro que esto suceda. Con el fin de evitar estas situaciones, los especialistas analizan las constantes vitales a lo largo de toda la intervención. Mediante técnicas de control de la anestesia general, el anestesiólogo puede diagnosticar con éxito el despertar intraoperatorio y remediarlo antes de que el paciente experimente molestias”, declara Siro Tato López, especialista en anestesia general y sedaciones en la Clínica del Dr. Silmi (Silmi Dental) y miembro de TopDoctors.

 

¿Cuáles son los riesgos de la anestesia general?

 

“La aplicación de anestesia general suele ser muy segura y en raras ocasiones conlleva complicaciones. No obstante, hay personas que experimentan algunos efectos secundarios (normalmente pasajeros) después de la operación”, expone el experto.

 

 

Los efectos secundarios, según el especialista en anestesia general, pueden ser:

 

- Sensación de frío extremo al despertar: se trata de un efecto secundario de la anestesia general que apenas molesta. Basta con tapar bien al paciente para que entre en calor y desaparecen los escalofríos.

- Náuseas y vómitos: pese a lo que mucha gente piensa, la anestesia general se elimina por la orina. Esto significa que los vómitos después de la intervención no son consecuencia de los fármacos anestésicos. La realidad es que algunas intervenciones conllevan un riesgo mayor a producir náuseas y vómitos durante el postoperatorio.

- Dolor de garganta: se trata de un efecto secundario muy común cuando es necesario intubar a un paciente para llevar a cabo la intervención quirúrgica.

-Desorientación: puede suceder sobre todo en pacientes de avanzada edad. En función de su cognición previa, se puede experimentar cierta desorientación al despertar de la anestesia. Normalmente este efecto secundario desaparece con el tiempo.


Factores de riesgo potenciales



-problemas cardiacos o pulmonares
-uso diario de alcohol
-cirugía de emergencia
-cesárea
-error anestesiólogo
-uso de algunos medicamentos adicionales
- depresión

 

 

¿Cómo funciona la anestesia general?



Los mecanismos exactos que conspiran para producir el estado de anestesia general no son bien conocidos. La teoría general es que su acción se induce al alterar la actividad de las proteínas de membrana en la membrana neuronal, posiblemente haciendo que ciertas proteínas se expandan.

De todos los fármacos utilizados en medicina, los anestésicos generales son un caso inusual. En lugar de una única molécula que actúa en un solo lugar para producir una respuesta, existe una gran variedad de compuestos; todos ellos generan efectos bastante similares pero generalizados, que incluyen analgesia, amnesia e inmovilidad.

Los fármacos anestésicos generales como el sevoflurano actúan en varias zonas dentro del sistema nervioso central. La importancia de estas localizaciones en la inducción de la anestesia no se entiende completamente, pero incluyen:

-
Corteza cerebral: la capa externa del cerebro involucrada en tareas relacionadas con la memoria, la atención, la percepción, entre otras funciones.
-
Tálamo: Sus funciones incluyen la transmisión de información de los sentidos a la corteza cerebral y la regulación del sueño, la vigilia y la conciencia.
-
Sistema de activación reticular: importante para regular los ciclos de sueño-vigilia.

-Médula espinal: pasa la información del cerebro al cuerpo y viceversa. También alberga circuitos que controlan los reflejos y otros patrones motores.

 

 

También se sabe que una serie de diferentes neurotransmisores y receptores están involucrados en la anestesia general:

-
Receptores de ácido N-metil-D-aspártico (NMDA): algunos anestésicos generales se unen a los receptores de NMDA, incluida la ketamina y el óxido nitroso (N2O). Se sabe que son importantes para controlar la plasticidad sináptica y las funciones de memoria.
-
Receptores de 5-hidroxitriptamina (5-HT): normalmente activados por el neurotransmisor serotonina, desempeñan un papel en el control de la liberación de otros neurotransmisores y hormonas.
-
Receptor de glicina: la glicina puede actuar como un neurotransmisor y tiene una serie de funciones. Se ha demostrado que mejora la calidad del sueño.

Aunque los anestésicos generales contienen muchos misterios,
son muy importantes en cirugía y en el campo de la medicina en general.

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme por aquí.

Continúa leyendo