¿Es malo beber agua fría?

Mantenerse hidratado es vital para nuestra salud pero, ¿es mejor beber agua del tiempo o fría?

Consumir suficiente agua todos los días es esencial para apoyar todas las funciones corporales, incluida la digestión y el metabolismo, eliminar los desechos, mantener una temperatura corporal adecuada y conservar los órganos y tejidos saludables.



¿Del tiempo o fría?



De acuerdo con
las tradiciones indias de la medicina ayurvédica, el agua fría puede causar un desequilibrio en el cuerpo y ralentizar el proceso digestivo. El cuerpo tiene una temperatura central de alrededor de 37 ºC y los practicantes ayurvédicos piensan que el cuerpo necesita gastar energía adicional para restablecer esta temperatura después de beber agua fría. En la tradición ayurvédica, el agua fría puede apagar "el fuego" o Agni, que alimenta todos los sistemas del cuerpo y es esencial para la salud.

En la medicina occidental,
hay poca evidencia científica que sugiera que el agua fría es mala para el cuerpo o la digestión. Beber mucha agua puede ayudar al cuerpo a eliminar las toxinas, ayudar a la digestión y prevenir el estreñimiento.

Un pequeño estudio de 2013 publicado en la revista
International Journal of Clinical and Experimental Medicine investigó los efectos del agua potable a diferentes temperaturas en seis personas deshidratadas, después de un ejercicio suave, en una habitación caliente y húmeda.

Los investigadores encontraron que el cambio de la temperatura del agua afectó la respuesta de sudoración de los participantes y la cantidad de agua que bebían.
La temperatura óptima del agua en el estudio fue de 16 ° C, -que es la temperatura del agua fría del grifo-, porque los participantes bebieron más agua y sudaron menos. Los investigadores concluyeron que beber agua a 16 ° C podría ser la mejor temperatura para la rehidratación en atletas deshidratados.

 

También te puede interesar:

Riesgos de beber agua fría



Algunas investigaciones sugieren que las personas con problemas de salud que afectan al esófago o al esófago, como la acalasia, deben evitar beber agua fría. La
acalasia es una condición rara que puede dificultar la deglución de alimentos y bebidas.

Un estudio de 2012 publicado en la revista
Journal of Neurogastroenterology and Motility encontró que beber agua fría empeoraba los síntomas en personas con acalasia. Sin embargo, cuando los participantes bebían agua caliente, les ayudaba a calmar y relajar el esófago, haciendo que la comida y la bebida fueran más fáciles de tragar.

 

¿El agua fría da dolor de cabeza?



Un estudio bastante antiguo, de 2001, publicado en la revista
Cephalalgia, que contó con 669 mujeres, sugería que beber agua fría puede causar dolores de cabeza en algunas personas. Los investigadores informaron que el 7,6% de los participantes experimentaron un dolor de cabeza después de beber 150 mililitros de agua helada con una pajita. También encontraron que los participantes con migraña activa tenían el doble de probabilidades de tener dolor de cabeza después de beber agua fría que los que nunca habían tenido una migraña.

Algunas personas afirman que consumir bebidas y alimentos fríos puede causar dolor de garganta o resfriado. Sin embargo, no hay evidencia científica que apoye esta afirmación y la limitada muestra y antigüedad del estudio hacen que no haya argumentos suficientes para sostenerlo.

 

Beneficios de beber agua fría



Algunos estudios sugieren que beber agua fría durante el ejercicio puede mejorar el rendimiento y la resistencia de una persona.

Por ejemplo, un estudio de 2012 publicado en la revista
Journal of the International Society of Sports Nutrition con 45 hombres en buena condición física descubrió que beber agua fría durante el ejercicio redujo significativamente el aumento de la temperatura corporal en comparación con el agua a temperatura ambiente.

Algunas personas afirman que beber agua fría puede ayudar a promover la pérdida de peso. Aunque algunos estudios sugieren que beber agua, en general, puede ayudar al cuerpo a quemar algunas calorías más, pero
parece haber poca diferencia entre beber agua fría y agua a temperatura ambiente.

 

Agua fría vs. agua caliente



A las personas les puede resultar agradable beber agua tibia o caliente, especialmente en los meses más fríos, mientras que el agua fría puede ser más refrescante cuando hace calor, en verano. Beber agua tibia puede mejorar temporalmente la circulación al hacer que las arterias y venas se expandan.

Los estudios sugieren que la temperatura del agua puede afectar a los niveles de sudoración y rehidratación. Por ejemplo, un estudio del Ejército de los Estados Unidos de 1989 encontró que beber agua tibia (40 ° C) en lugar de agua fría (15 ° C) podía hacer que los soldados bebieran menos, lo que
puede conducir a la deshidratación.

Un estudio de 2013 sugirió que la temperatura óptima del agua para la rehidratación después del ejercicio puede ser de 16 ° C, que es aproximadamente la misma temperatura que el agua fría del grifo. Los investigadores informaron que los participantes que consumían agua a esta temperatura bebían más agua voluntariamente y sudaban menos que cuando bebían agua a otras temperaturas.

En un estudio de 2011, los investigadores concluyeron que beber agua fría a una temperatura de 5 °C "no mejoró el estado voluntario de bebida e hidratación" en seis atletas de Taekwondo.

Sin embargo,
el agua potable a cualquier temperatura es esencial para mantenerse hidratado, especialmente durante el ejercicio o en ambientes calurosos.

 

¿Entonces?



Hay poca evidencia científica que sugiera que beber agua fría es perjudicial. De hecho, beber agua fría puede mejorar el rendimiento del ejercicio y ser mejor para la rehidratación cuando se hace ejercicio, especialmente en ambientes más cálidos. Sin embargo, beber agua fría puede empeorar los síntomas en las personas con acalasia, como hemos visto. Beber agua excesivamente fría también puede causar dolores de cabeza en algunas personas, especialmente en aquellas que sufren de migraña.

La OMS aconseja que las mujeres deben consumir alrededor de 2,7 litros de agua al día para satisfacer sus necesidades de hidratación y los hombres alrededor de 3,7 litros. Esta ingesta puede provenir tanto de alimentos como de bebidas.

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme por aquí.

Continúa leyendo