Si te pasas con internet, te sentirás peor con tu cuerpo

Según un nuevo estudio, un mayor uso de la Red estaría relacionado con un mayor descontento con nuestra apariencia física.

También te puede interesar: Las enfermedades de internet
Vinculan el uso de internet y la insatisfacción corporal

Cuanto más tiempo pasamos usando internet, más probable es que nos sintamos insatisfechos con nuestro cuerpo. Es lo que viene a señalar un estudio dirigido por la investigadora en Ciencias de la Salud Allison Carter, de la Universidad Simon Fraser (SFU). La investigación, que se centró en mujeres canadienses de entre 12 y 29 años, revela que es más probable que estas se sientan descontentas con su aspecto físico si pasan más de 20 horas semanales conectadas a la Red, explica la universidad a través de su web.

 

 

SEGURO QUE TE INTERESA...

"Basándonos en una encuesta que llevamos a cabo entre 3.000 jóvenes canadienses, hallamos que una de cada cinco pasan más de veinte horas semanales online fuera del trabajo o de la escuela", explica Carter. "Estas mujeres multiplicaban por tres la tasa de insatisfacción corporal de aquellas otras que se conectaban a Internet menos de una hora a la semana. Las que pasaban entre 11 y 20 horas online también era más probable que se sintieran menos satisfechas con sus cuerpos". Asimismo, el estudio revela que las mujeres de entre 25 y 29 años sufren mayores niveles de insatisfacción (un 21%) que las menores de 14 años (un 6%).

 

Carter explica que los resultados obtenidos indican que el uso de internet es un factor de riesgo a la hora de sufrir insatisfacción corporal, lo que está asociado además a una serie de problemas de salud que van desde la baja autoestima y la depresión hasta los desórdenes alimenticios.

 

"La ubicuidad de internet ratifica el gran papel que este seguirá desempeñando en las vidas de las jóvenes canadienses. Necesitamos ayudarlas a que tomen parte en ello de una manera positiva, por ejemplo, a través de limitar (ellas mismas) su tiempo de exposición ante la pantalla, de reconocer y oponerse al contenido que afecta a su autoestima y a su imagen corporal y de desarrollar resiliencia y un sentido saludable de la identidad más allá de lo que vemos fuera".

 

Según señala Carter en declaraciones al medio británico CBC News, "en nuestros días, con el rápido crecimiento de Facebook e Instagram, las oportunidades para hacer comparaciones físicas no tienen precedentes". Asimismo, los sitios web y anuncios que se dirigen a mujeres y chicas jóvenes "tienden a centrarse en aspectos idealizados de la belleza femenina: fitness, maquillaje, salud, belleza y celebridades", especifica la investigadora.

Etiquetas: internetmujeresnoticias de cienciaredes socialessalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS