Una simulación muestra cómo se expande el coronavirus en un supermercado

Una universidad finlandesa publica una animación en 3D que representa el movimiento de las partículas de aerosol que transportan el virus cuando una persona tose en un espacio interior.

 

La Universidad de Aalto, en Finlandia, ha publicado esta animación que representa el transporte y la propagación del coronavirus a través del aire. Se trata de resultados preliminares, es decir, que no han sido publicados en ninguna revista especializada, pero lo que indican es que las partículas de aerosol que transportan el virus pueden permanecer en el aire bastante tiempo, por lo que, en todo caso, es necesario seguir las recomendaciones sanitarias y evitar los espacios públicos interiores. De esta forma, también se reduce el riesgo de infección por gotas, que es la principal vía de transmisión del coronavirus.

En la investigación han participado cuatro instituciones finlandesas que llevaron a cabo, por separado, la modelización de un escenario con la misma condición de partida: la tos de una persona que se encuentra en un pasillo entre estantes, como los que existen en los supermercados, y con las mismas medidas de ventilación del espacio.

Todos los investigadores llegaron al mismo resultado preliminar: la nube de aerosol se extiende y se diluye en un proceso que puede llevar varios minutos. “Una persona infectada por el coronavirus puede toser y alejarse, pero va a dejar un rastro de partículas de aerosol muy pequeñas que transportan el virus”, explica Ville Vuorinen, profesor de la Universidad de Aalto. “Estas partículas podrían terminar en el tracto respiratorio de otras personas que se encuentren cerca”.

Condiciones del modelo

La simulación se realizó para modelar el movimiento en el aire de partículas de aerosol de menos de veinte micrómetros. En el caso de la tos seca, que es un síntoma típico del coronavirus actual, el tamaño de partícula suele ser de menos de quince micrómetros. Estas partículas tan pequeñas no se van al suelo al toser, sino que se quedan flotando o se mueven a través de las corrientes de aire.

La simulación del transporte aéreo y de la preservación de las gotas que salen del tracto respiratorio se realizó con una supercomputadora, y en un segundo paso se hizo una representación en 3D de los resultados. Este tipo de simulaciones, como hemos visto en el vídeo, son muy visuales y permiten hacernos una idea menos abstracta del movimiento de estas partículas invisibles al ojo humano.

 

¿Deben cambiar las recomendaciones sanitarias?

Como ya hemos comentado, se trata de resultados preliminares, y los equipos de investigación implicados van a seguir trabajando para perfeccionar el modelo y contrastarlo con los datos que los expertos en enfermedades infecciosas y virología vayan obteniendo sobre el nuevo coronavirus.

En todo caso, los científicos subrayan que el seguimiento de las instrucciones de seguridad básicas debería bastar: toser en la manga o en un pañuelo impide la dispersión de las partículas en el aire, y por supuesto el mantenimiento de una buena higiene de manos es fundamental.

Además, los expertos recuerdan que la principal vía de transmisión del coronavirus es a través de gotas, y que para evitar la transmisión crítica de la enfermedad, lo más efectivo es lo que ya se está haciendo: evitar aglomeraciones y reducir al máximo la movilidad en lugares donde se reúne mucha gente, como tiendas, restaurantes y transporte público.

Continúa leyendo