COVID-19

Una mujer de 90 años se infecta con las variantes británica y sudafricana simultáneamente

Un equipo de investigadores ha presentado el caso de una mujer que se infectó simultáneamente con dos variantes del SARS-CoV-2. ¿Es este un caso extraordinario? ¿Este tipo de eventos pueden poner en peligro la eficacia de las vacunas?

coinfección covid
istockphoto

Un informe de caso presentado en el Congreso Europeo de Microbiología Clínica y Enfermedades Infecciosas (ECCMID) analiza a una mujer de 90 años infectada con dos variantes preocupantes del SARS-CoV-2; alfa y beta.

Así sucedió

El 3 de marzo de 2021, la mujer, cuyo historial médico no presentaba complicaciones, fue ingresada en el hospital de Aalst (Bélgica) tras una serie de caídas. Dio positivo por COVID-19 el mismo día. Vivía sola y recibía cuidados de enfermería en casa, y no había sido vacunada contra la COVID-19.

Inicialmente, no había signos de dificultad respiratoria y la paciente tenía una buena saturación de oxígeno. Sin embargo, desarrolló síntomas respiratorios que empeoraron rápidamente y murió cinco días después.

Cuando se analizó la muestra respiratoria de la paciente realizar la PCR, descubrieron que había sido infectada por dos cepas diferentes del virus, una que se originó en el Reino Unido, conocida como B.1.1.7 (Alpha), y otra que fue detectada por primera vez en Sudáfrica (B.1.351; Beta).

La presencia de ambas cepas se confirmó mediante PCR en una segunda muestra respiratoria, mediante secuenciación del gen S y secuenciación del genoma completo.

"Este es uno de los primeros casos documentados de coinfección con dos variantes preocupantes del SARS-CoV-2", dice la autora principal y bióloga molecular, la Dra. Anne Vankeerberghen del Hospital OLV en Aalst, Bélgica. "Ambas variantes circulaban en Bélgica en ese momento, por lo que es probable que la mujer estuviera coinfectada con diferentes virus de dos personas diferentes. Desafortunadamente, no sabemos cómo se infectó".

 

Implicaciones de este estudio de caso

¿Se trata de un caso extraordinario, o la presencia simultánea de ambas variables pudo ser la responsable del empeoramiento de los síntomas? “Esta no es la primera vez que se detecta una infección con más de una variante de SARS-CoV-2 en el mismo individuo. La realidad es que las variantes del virus se están produciendo continuamente en cualquier persona infectada, y estas múltiples variantes se transmiten a otras personas que luego producen otras variantes”, explica a Science Media Centre Lawrence Young, virólogo de la Universidad de Warwick (Reino Unido).

“Las variantes que dominan la infección son las que tienen mayor aptitud, que se define como la capacidad de infectar de manera más eficiente las células de nuestra nariz y garganta, así como la habilidad para esquivar nuestro sistema inmunológico. La detección de la infección con diferentes variantes depende de los niveles de replicación de las variantes individuales y de la sensibilidad de nuestra tecnología de secuenciación para detectar estas variantes. La detección de dos variantes de preocupación dominantes en una sola persona no es una sorpresa; estas podrían haber sido transmitidas por una sola persona infectada o por contacto con varias personas infectadas. No hay evidencia de que esta infección con dos variantes fuera de alguna manera responsable del resultado clínico en este caso. Este estudio sí que resalta, eso sí, la necesidad de más estudios para determinar si la infección con múltiples variantes afecta el curso clínico de la COVID-19 y si esto de alguna manera compromete la eficacia de la vacunación”.

 

Vídeo de la semana

Continúa leyendo