Una de cada diez personas tiene restos de cocaína en sus huellas dactilares

El consumo de esta droga está tan extendido que su rastro se detecta incluso en los dedos de quienes no la toman.

Puede que no hayas esnifado una raya de coca en tu vida y que de la heroína sepas solo por las películas, las noticias y los yonquis de tu barrio (si queda alguno), pero existe la probabilidad de que tengas restos de esas drogas en tus manos. Y no es muy remota, ni mucho menos. Según un estudio de investigadores de la Universidad de Surrey (Reino Unido), el trece por ciento de las personas tiene trazas de cocaína en sus huellas dactilares, y el uno por ciento de heroína.

Los autores del trabajo, que ya habían creado un test de huellas dactilares para detectar el consumo de drogas, han desarrollado una prueba que permite diferenciar a las personas que las toman de forma habitual de las que están expuestas a ellas por casualidad, por ejemplo, a través de un simple apretón de manos.  

A ver esos deditos... 

Los investigadores analizaron las huellas dactilares de cincuenta voluntarios que no prueban estas drogas y las de quince que las toman habitualmente, y que además habían consumido cocaína o heroína en las veinticuatro horas previas a la prueba.    

Resultado: hallaron trazas de estas sustancias adictivas en los dedos de quienes no las prueban. En el trece por ciento de los individuos limpios eran de cocaína, y en el uno por ciento había un metabolito que el organismo produce solo cuando entra en contacto con la heroína.

La doctora Melanie Bailey, profesora de Análisis Forense en la Universidad de Surrey, puntualiza que “la cocaína es muy común en objetos cotidianos como los billetes, pero nos ha sorprendido encontrarla en tantas huellas dactilares de personas que no toman drogas”. Este test es importante porque consigue averiguar con un análisis muy simple, barato y no invasivo si una persona ha consumido sustancias ilegales o si solo ha estado en contacto accidental con ellas.

Cocaína hasta en la sopa

El dinero es uno de los mejores registros de la actividad humana, y un chivato del consumo de drogas. Según un estudio del laboratorio SAILab para el periódico El Mundo, el 94 % de los billetes que circulan en España contiene restos de cocaína, además de trazas de cannabis y otros estupefacientes. 

No es de extrañar, ya que los españoles figuramos entre los mayores consumidores de coca de la Unión Europea. Según el Informe Europeo sobre Drogas 2017: Tendencias y novedades, del Observatorio Europeo de las Drogas y Toxicomanías, solo nos supera el Reino Unido en afición por este peligroso alcaloide adictivo y tóxico. 

Es el estimulante ilegal más común en la eurozona: se estima que 17,5 millones de adultos (el 5,2 % de la población) lo han tomado en alguna ocasión. Los cinco estados de la eurozona donde más prevalente resulta su consumo son el Reino Unido (9,7%), España (9,1 %), Irlanda (7,8 %), Italia (7,6 %) y Francia (5,4 %).

También te puede interesar:
Francisco Jódar

Francisco Jódar

Periodista. Curioso. Escéptico reincidente. Optimista feroz: no hay mañana, pero me levanto todos los días a las 6.

Continúa leyendo