Un par de salchichas a la semana pueden aumentar el riesgo de cáncer

Un estudio confirma la asociación de la carne procesada con el cáncer de pecho.

salchichas

Un nuevo estudio publicado en la revista The European Journal of Cancer proporciona evidencia adicional acerca del riesgo de las carnes procesadas, tras relacionar el consumo de estos alimentos con un mayor riesgo de cáncer de mama.

En un
análisis de más de 260.000 mujeres, un equipo de investigadores del Instituto de Salud y Bienestar de la Universidad de Glasgow (Reino Unido) encontró que el riesgo de cáncer de pecho aumentó significativamente para aquellas que consumieron más de 9 gramos de carnes procesadas al día, lo que equivale a alrededor de dos salchichas por semana. No se halló ningún vínculo entre la ingesta de carne roja y el riesgo de cáncer de mama.

 

Cuidado con las carnes procesadas



Las carnes procesadas son aquellas que han sido modificadas para mejorar su sabor o alargar su vida útil. Las salchichas, el tocino, los perritos calientes y el salami son solo algunos ejemplos de carne procesada. Pero, aunque estos alimentos pueden tentar nuestras papilas gustativas, nos hacen muy poco bien.

 

También te puede interesar:

Ya en 2015, la Organización Mundial de la Salud (OMS) confirmó en una revisión de más de 800 estudios, que las carnes procesadas aumentaban el riesgo de cáncer colorrectal, mientras que las carnes rojas se consideraban "probablemente carcinógenas" para los humanos.


Carnes procesadas y cáncer de mama


El nuevo estudio incluyó datos de 262.195 mujeres de entre 40 y 69 años. Todas ellas formaban parte del estudio UK Biobank. Los investigadores utilizaron estos datos para calcular la ingesta de carne roja y carne procesada de las participantes, y la incidencia de cáncer de mama se identificó a través del registro del cáncer y los datos de ingreso hospitalario.

En total,
4.819 mujeres fueron diagnosticadas con cáncer de mama durante los 7 años de seguimiento del estudio.

En comparación con las mujeres que tenían la menor ingesta de carnes procesadas,
las que consumían al menos 9 gramos de carne procesada al día tenían un 21% más de riesgo de cáncer de mama.

 

Más tarde, los expertos combinaron su análisis con los resultados de 10 estudios previos que analizaron la ingesta de carnes rojas y procesadas y el riesgo de cáncer de mama, lo que les permitió evaluar el vínculo en 1,65 millones de mujeres. Las conclusiones revelaron un aumento del 9% en el riesgo de cáncer de mama postmenopáusico con ingesta de carne procesada. Una vez más, no se encontró ningún vínculo entre la ingesta de carne roja y el riesgo de cáncer de mama.

Estos hallazgos siguieron siendo relevantes teniendo en cuenta otros factores dietéticos, así como el estilo de vida y los factores sociodemográficos y el peso.

"Además de los efectos previamente conocidos de la carne procesada en otros tipos de cáncer, esto agrega evidencia adicional de que puede tener un efecto perjudicial sobre el cáncer de mama, particularmente en mujeres posmenopáusicas", explica Naveed Sattar, coautor del trabajo.

 

Referencia: Red and processed meat consumption and breast cancer: UK Biobank cohort study and meta-analysis. The European Journal of Cancer. Jana J. Anderson, Narisa D.M. Darwis, Daniel F. Mackay, Carlos A. Celis-Morales, Donald M. Lyall, Naveed Sattar, Jason M.R. Gill, Jill P. Pell. DOI: http://dx.doi.org/10.1016/j.ejca.2017.11.022

 

CONTINÚA LEYENDO