Un fármaco contra el alzhéimer podría acabar con los empastes

Probada en ratones, la sustancia estimula la actividad regeneradora de las células madre en los dientes dañados.

Un fármaco contra el alzhéimer podría acabar con los empastes

 Cuando tus dientes sufren un traumatismo o una infección, esto puede dañar al tejido interno, la llamada pulpa dental. Aunque está protegida por una fina capa de dentina –sustancia apenas más blanda que el esmalte–, muchas veces no es suficiente y los dentistas tienen que empastar o, en los peores casos, extraer la pieza dental afectada. Ahora, un descubrimiento realizado por un equipo de científicos del King’s College de Londres podría evitar estas desagradables intervenciones. O, por lo menos, hacerlas menos frecuentes. El estudio ha sido publicado en la revista Scientific Reports.

Simplemente se trataría de estimular la capacidad del propio diente para autorregenerarse con sus células madre, que ya actúan para reparar pequeños desperfectos en la dentina convirtiéndose en odontoblastos, las células pulpares especializadas de la dentadura humana.

También te puede interesar:

Curiosamente, una de las sustancias empleadas por los expertos británicos para estimular la actividad de dichas células madre se basa en el Tideglusib, ya empleado en ensayos clínicos para encontrar tratamientos contra el alzhéimer y otros trastornos neurodegenerativos. El experimento demostró que cuando se insertaba una esponja biodegradable de colágeno impregnada del compuesto en los dientes agujereados de ratones, estos se reconstruían espontáneamente.

"Los empastes funcionan, pero estás sustituyendo un tejido vivo por cemento muerto. Es mejor que las piezas dentales se reparen por sus propios medios; así se restaura su vitalidad", ha declarado Paul Sharpe, director del equipo de investigadores del King’s College, al diario británico The Guardian. "Nuestro objetivo es encontrar una solución sencilla, rápida y barata a un problema que sufren millones de personas".

CONTINÚA LEYENDO