Un chatbot para combatir los mitos y bulos sobre el cáncer

Combatir la falta de información con respecto al cáncer, desmontar mitos y analizar las pseudoterapias que prometen milagros son algunos de los objetivos de este proyecto de #SaludSinBulos.

chatbot

Cada año se diagnostican en España más de 200.000 nuevos casos de cáncer, pero existe aún un gran desconocimiento social sobre esta enfermedad. La falta de información unida al miedo a la muerte que tradicionalmente se tiene cuando se habla de cáncer favorece que algunas falsas ideas o bulos en torno al cáncer se conviertan en mitos.

Para combatir los bulos y las falsas creencias, nada mejor que estar bien informado, y este es el objetivo del chatbot de #CáncerSinBulos, una iniciativa de la Plataforma #SaludSinBulos y GEPAC (Grupo Español de Pacientes con Cáncer), con la colaboración de la consultora de salud digital Divente.    

El proyecto pretende desterrar tantos mitos nacidos en torno al  cáncer y también informar de la gran cantidad de falsas terapias que hoy en día se ofrecen a los pacientes, prácticas que en el mejor de los escenarios se llevan miles de euros a cambio de su ineficacia y, lamentablemente, en escenarios peores, complican la evolución de la enfermedad llegando a provocar la muerte.

El proyecto pretende desterrar tantos mitos nacidos en torno al cáncer y también informar de la gran cantidad de falsas terapias que hoy en día se ofrecen a los pacientes

Para este primer lanzamiento, el chatbot se ha desplegado en un canal web (www.healthbots.es) y Telegram (@CancerSinBulos_Bot), y se ha “alimentado” con el contenido de la publicación “Mitos y pseudoterapias creados en torno el cáncer” del Grupo Español de Pacientes con Cáncer (GEPAC), actualmente dispone de información y aclaraciones de 78 mitos y 28 pseudoterapias.

El robot está en fase de entrenamiento, y el objetivo final es crear una plataforma de referencia para hacer frente a las noticias falsas o fake news de salud, llevando los contenidos a las redes sociales y canales digitales donde se encuentran los pacientes y sociedad en general, de manera que los usuarios puedan acceder a ellas para contrastar y verificar la información, y en caso de surgir algún bulo, poder identificar que es una información falsa o notificarlo para que un panel de expertos lo analice y responda oportunamente.

CONTINÚA LEYENDO