Un análisis de sangre para predecir el alzhéimer

Los hallazgos del estudio representan un paso significativo en la predicción del riesgo de esta enfermedad.

También te puede interesar: La calidad del semen y el alzhéimer están definidos por las mismas proteínas

Para superar estos obstáculos, los investigadores evaluaron los niveles de beta amiloide presentes en la sangre para averiguar si un análisis de sangre podría ayudar a identificar cotas alteradas de la proteína en el cerebro y el líquido cefalorraquídeo.

 

En concreto, contaron con la participación de 41 individuos de 60 años de edad para evaluar la concentración en sangre de beta amiloide. 23 personas dieron positivo en los análisis, lo que evidencia que tenían signos de deterioro cognitivo. Estos participantes también tenían tomografías de PET o intervenciones de punción lumbar para confirmar la presencia de placas amiloides en el cerebro o alteraciones amiloides en su líquido cefalorraquídeo.

Los científicos tomaron 20 muestras de sangre de cada individuo (incluidos los que no dieron positivo en beta amiloide) en las siguientes 24 horas. Descubrieron que aquellos que contaban con placas amiloides, los niveles de beta amiloide 42 con respecto a beta amiloide 40 eran alrededor de un 10-15% más bajos.

 

"Las placas amiloides se componen principalmente de beta amiloide 42, por lo que probablemente significa que se está depositando en el cerebro antes de pasar al torrente sanguíneo", explica Randall J. Bateman, líder del trabajo.

"
Las diferencias no son grandes, pero son muy consistentes, nuestro método es muy sensible, y sobre todo cuando se tienen muchas muestras repetidas como en este estudio - más de 500 muestras en general - podemos estar seguros de que la diferencia es real. Una sola muestra puede distinguir quién tiene placas amiloides", aclara Bateman.

Los científicos descubrieron que podían clasificar con una precisión del 89% a las personas como amiloide-positivo o amiloide-negativo, según la proporción de beta amiloide 42 a beta amiloide 40 sobre cada una de las 20 muestras de sangre del participante.

"Nuestros resultados demuestran que este beta-amiloide puede detectar si el amiloide ha comenzado a acumularse en el cerebro, lo cual es emocionante porque podría ser la base para una prueba rápida y barata de detección de sangre para identificar a las personas con alto riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer", finaliza Bateman.

Referencia: Blood test IDs key Alzheimer's marker. Washington University School of Medicine. Alzheimer's and Dementia.

 

Etiquetas: alzheimerenfermedades neurodegenerativasinnovaciónnoticias de cienciasaludsangre

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS