Últimos avances en inmunoterapia para tratar el cáncer de mama

El doctor Joaquín Arribas y su equipo trabajan para “educar” a las células inmunes de pacientes con cáncer de mama HER2 positivo para que sean capaces de luchar y acabar con los tumores, un paso más en la inmunoterapia.

Depositphotos

La inmunoterapia es una de las terapias más revolucionarias de los últimos años para luchar contra el cáncer. A grandes rasgos consiste en lograr que el sistema inmunológico sea capaz de detectar las células tumorales y las elimine. Misión nada fácil pues las células malignas son unas maestras en el arte del disfraz. Emplean la telomerasa, una enzima que está presente en el interior de todas las células y que hace que pasen desapercibidas para el sistema inmune.

Dentro de la inmunoterapia podemos distinguir tres estrategias: el fortalecimiento del sistema inmune, los anticuerpos biespecíficos y los CARs.

La primera de las estrategias ya se ha empezado a usar para luchar contra los tumores de mama denominados triples negativos.

Los anticuerpos biespecíficos tienen la cualidad de adherirse a dos antígenos y forman un puente entre las células inmunes y las tumorales, es decir, dirigen de manera activa las células inmunes contra las tumorales. En este sentido, el doctor Joaquín Arribas, director de investigación preclínica del Vall d'Hebron Instituto de Oncología (VHIO), y su equipo culminaron el año pasado un proyecto financiado por Ausonia en el que desarrollaron una terapia de anticuerpos biespecíficos dirigida a luchar contra los cánceres de mama conocidos como positivos para HER2, es decir, aquellos que presentan niveles muy altos de la proteína HER2 y que afectan aproximadamente al 20% de las pacientes. La terapia con anticuerpos biespecíficos no solo podría funcionar en estos casos sino también en tumores con niveles muy elevados de la citada proteína, como los gástricos positivos para HER2 (representan un 20% de los tumores gástricos).

“Con la ayuda de Ausonia, el año pasado acabamos un proyecto en el cual encontramos una terapia prometedora para un tipo de cáncer de mama que afecta aproximadamente al 20% de las pacientes. En esta segunda fase que empezamos ahora, le damos una vuelta de tuerca a esta terapia y lo que haremos será usar las propias células inmunes de la paciente, las educaremos para que sean capaces de encontrar las células tumorales y eliminarlas de una manera efectiva”, declaró el doctor Arribas en una mesa redonda organizada por Ausonia y la AECC (Asociación Española Contra el Cáncer) en Madrid.

A lo que se refiere el doctor Arribas con “educar” a las células inmunes es a los CARs, a “obtener las células inmunes de la paciente, modificarlas genéticamente para que reconozcan las células tumorales y, una vez modificadas, inyectárselas”. Preguntado sobre si esta técnica podría actuar como una vacuna, el doctor contesta: “Sin llegar a ser una vacuna, la estrategia de modificar las propias células inmunes de la paciente podría dar respuestas muy duraderas, parecidas a las que da la vacuna”.

Los CARs ya se han probado para luchar contra algunas leucemias pero no para hacer frente a tumores sólidos. “Esperamos que en el futuro sea posible. En principio se podría usar contra cualquier tumor, aunque nosotros hemos empezado por los tumores de mama positivos para HER2”, nos cuenta Arribas.

La detección precoz del cáncer de mama, la clave del éxito

En la lucha contra el cáncer de mama la detección del tumor en estadios tempranos es clave pues para determinados tumores de cáncer de mama existen tratamientos muy efectivos. “Más del 90% de los tumores positivos para HER2 se curan con las terapias disponibles, cuando se detecta de manera precoz. Desafortunadamente en estadios avanzados las cifras no son tan positivas, y sólo uno de cada tres pacientes sobrevive a los cinco años”, concluye Arribas.

Mar Aguilar

Mar Aguilar

Me hubiera gustado ser médica pero le tengo terror a la sangre. Por eso, escribir sobre salud no me parece mal plan. También me interesa la nutrición. Disfruto viendo vídeos de YouTube con guiris preparando comida saludable.

Continúa leyendo