Tres personas parapléjicas vuelven a andar gracias a una terapia experimental

Las claves: estimulación eléctrica de la médula espinal combinada con fisioterapia.

Varios pacientes parapléjicos han vuelto a caminar después de que los científicos probaran un tratamiento que combinaba la estimulación de la médula espinal con terapia física, lo que ofrece una nueva esperanza para las personas discapacitadas.

Jered Chinnock, de 29 años, de Wisconsin, no podía moverse ni sentir nada de mitad del torso para abajo tras haberse dañado la médula espinal en un accidente con una moto de nieve mientras viajaba con sus amigos en 2013.

Pero, gracias a esta terapia experimental, Chinnock
es capaz de ponerse de pie y caminar con la ayuda de un bastón andador y el apoyo de su fisioterapeuta.

"Lo que nos está enseñando es que esas redes de neuronas debajo de una lesión de la médula espinal todavía pueden funcionar después de la parálisis", comenta Kendall Lee, neurocirujano y director de los Laboratorios de Ingeniería Neural de la Clínica Mayo.

 

"Después de la estimulación eléctrica, el paciente pudo obtener control voluntario. La razón por la que esto es importante es porque la mente y los pensamientos del paciente pudieron impulsar el movimiento en sus piernas. Y logramos que se mantuviera de forma independiente y que siguiera sus propios pasos", aclara Lee.

En ensayos similares, en el Centro de Investigación de Lesiones de la Médula Espinal de Kentucky, en la Universidad de Louisville,
dos pacientes con lesión medular completa también pudieron caminar de nuevo, mientras que otros dos pudieron mantenerse de pie de forma independiente.

 

Los pacientes tenían electrodos implantados en la columna vertebral debajo del lugar de la lesión para estimular las redes neuronales latentes que controlan el movimiento de las caderas, las rodillas, los tobillos y los dedos de los pies.

La fisioterapia tiene como objetivo, en última instancia, volver a entrenar la médula espinal para "recordar" el patrón de caminar practicando de forma repetida la posición y el paso mientras se estimulan las áreas neuronales.
Con el tiempo, el cerebro comienza a asociar el movimiento muscular con esos pensamientos.

 

La terapia es tan novedosa que incluso los científicos de la Clínica Mayo y la Universidad de California no entienden completamente por qué funciona o cómo el  cerebro puede comunicar la intención de moverse a los nervios.


"
Es probable que la médula espinal que se ha estimulado esté algo dormida y haya podido controlar esa actividad neuronal, poder volver a tomar la información del cerebro para permitir el control voluntario de las piernas. Lo que es significativo es que es posible recuperar el control intencional", continúa Lee.

En el estudio, que comenzó en 2016, Jered Chinnock participó en un experimento de 22 semanas de terapia física y luego el doctor Lee le implantó quirúrgicamente un electrodo.

 

También te puede interesar:

En la primera semana, el paciente usó un arnés para reducir el riesgo de caídas y para proporcionar equilibrio en la parte superior del cuerpo.


En la semana 25 después de la operación, ya no necesitaba el arnés.Y, hacia el final del período de estudio, Chinnock aprendió a utilizar todo su cuerpo para transferir peso, mantener el  equilibrio e impulsarse hacia delante.

 

Después de 113 sesiones de rehabilitación, Chinnock es capaz de caminar con asistencia durante 16 minutos y, en total, ha realizado 331 pasos, cubriendo más de 100 metros, a lo largo de un campo de fútbol.


"Creo que el verdadero desafío comienza ahora, y se trata de entender cómo ha sucedido esto, por qué sucedió y qué pacientes responderán a la terapia", concluyó Kristin Zhao, directora del Laboratorio de Tecnología Restaurativa y de Asistencia de la Clínica Mayo.

 

Referencia: Megan L. Gill, Peter J. Grahn, Jonathan S. Calvert , Margaux B. Linde, Igor A. Lavrov, Jeffrey A. Strommen, Lisa A. Beck, Dimitry G. Sayenko, Meegan G. Van Straaten, Dina I. Drubach, Daniel D. Veith, Andrew R. Thoreson, Cesar Lopez, Yury P. Gerasimenko, V. Reggie Edgerton, Kendall H. Lee, Kristin D. Zhao. ‘Neuromodulation of lumbosacral spinal networks enables independent stepping after complete paraplegia’. Nature Medicine DOI 10.1038/s41591-018-0175-7

C. A. Angeli et al. Recovery of over-ground walking after chronic motor complete spinal cord injury. New England Journal of Medicine. Published online September 24, 2018. doi: 10.1056/NEJMoa1803588.

 

Crédito imagen: Clínica Mayo

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme por aquí.