Trasplantan con éxito un riñón de cerdo en una mujer con muerte cerebral

Se trata de una operación histórica que aporta un paso más para que la utilización de órganos animales en humanos sea una realidad.

riñon-cerdo
iStock

Un equipo quirúrgico dirigido por el doctor Robert Montgomery en las instalaciones de Longone Health de la Universidad de Nueva York (EE. UU.) ha trasplantado con éxito un riñón de cerdo a un receptor humano. Es el primer caso en el que un riñón ha sido trasplantado de un organismo diferente, científicamente conocido como xenotrasplante, y no ha sido rechazado por el sistema inmunológico del huésped, ya que el riñón ha funcionado como se suponía: filtrando desechos y produciendo orina sin mayores consecuencias. Esta exitosa demostración ofrece un rayo de esperanza a cientos de miles de personas en el mundo que actualmente se encuentran en eternas listas de espera para trasplantes de órganos.

 


¿Cómo ha sido el proceso?


El trasplante implicó el uso de un cerdo cuyos genes habían sido alterados de modo que sus tejidos ya no contenían una molécula conocida por desencadenar un rechazo casi inmediato. La receptora era una paciente estadounidense con muerte cerebral con signos de disfunción renal, cuya familia aceptó el experimento antes de que le quitaran el soporte vital, dijeron los investigadores.


Primero, el nuevo riñón de cerdo se adhirió a sus vasos sanguíneos y se mantuvo fuera del cuerpo, permitiendo que los investigadores pudieran tener acceso a él y no solo monitorizarlo.


El riñón produjo "la cantidad de orina que cabría esperar" de un riñón humano trasplantado, dicen los expertos, y no hubo evidencia del rechazo temprano y vigoroso que se observa cuando los riñones de cerdo no modificados se trasplantan a primates no humanos.

 

 

 

Un paso significativo

Los científicos llevan trabajando durante décadas sobre la posibilidad de usar órganos de animales para trasplantes, pero se han visto obstaculizados por el gran problema de cómo prevenir el rechazo inmediato por parte del cuerpo humano.

El equipo planteó la hipótesis de que eliminar el gen del cerdo de un carbohidrato que desencadena el rechazo, una molécula de azúcar o glicano, llamada alfa-galactosa, evitaría el problema. El cuerpo humano ataca y finalmente rechaza el trasplante cuando el sistema inmune humano detecta esta sustancia extraña, así que implantaron un embrión de cerdo con un gen modificado dentro de una cerda sustituta y esta dio a luz un lechón con sistema inmunológico modificado. Una vez adulto, el cerdo también se sometió a una cirugía para unir su timo a su riñón. El timo es una pequeña glándula cerca de la parte superior de los pulmones, que produce glóbulos blancos. Luego, los cirujanos unieron el órgano al muslo del receptor humano. No hubo rechazo.

Aún no se han publicado datos científicos sobre el trasplante y será necesario una evaluación técnica antes de que pueda considerarse un éxito total. Pero es un gran paso.


Los cerdos tienen órganos similares a los humanos, con la ventaja de que también son comparables en tamaño a los nuestros, y se crían regularmente para el consumo de carne, lo que significa que es menos probable que planteen preocupaciones éticas entre el público que, por ejemplo, los órganos extraídos de otros primates. Y la necesidad de órganos para trasplantes es cada vez mayor en nuestra sociedad.

 

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en ladymoon@gmail.com

Vídeo de la semana

Continúa leyendo

#}