Tomar muchas bebidas azucaradas, asociado a mayor riesgo de muerte

Las bebidas azucaradas pueden ser más peligrosas para tu salud que los alimentos ricos en azúcar.

De acuerdo con un gran estudio a largo plazo de hombres y mujeres de los EE. UU., el riesgo de muerte temprana relacionado con el consumo de bebidas azucaradas fue más pronunciado entre las mujeres que en los hombres.

El estudio, dirigido por la Escuela de Salud Pública Chan de la Universidad de Harvard y publicado en la revista
Circulation, también descubrió que beber una bebida endulzada artificialmente al día en lugar de una bebida azucarada reducía el riesgo de muerte prematura. Sin embargo, beber cuatro o más bebidas edulcoradas por día se asoció con un mayor riesgo de mortalidad en las mujeres.

 

"Nuestros resultados brindan apoyo adicional para limitar el consumo de bebidas azucaradas y reemplazarlas con otras bebidas, preferiblemente agua, para mejorar la salud general y la longevidad", dijo Vasanti Malik, científico investigador del Departamento de Nutrición y autor principal del estudio.

Estudios anteriores han demostrado que las bebidas azucaradas (refrescos carbonatados y no carbonatados, bebidas de frutas, bebidas energéticas y bebidas deportivas) son la fuente más grande de azúcar agregada en la dieta, sobre todo en Estados Unidos. Aunque su consumo ha estado disminuyendo en la última década, ha habido un aumento de la ingesta de estas bebidas entre los adultos, con niveles de ingesta que superan la recomendación dietética de consumir no más del 10% de las calorías diarias de azúcares añadidos.
La ingesta de bebidas azucaradas también está aumentando en los países en desarrollo, impulsada por la urbanización y la comercialización de bebidas, según los autores.

 

Previamente se han encontrado vínculos entre la ingesta de bebidas azucaradas y el aumento de peso y un mayor riesgo de diabetes tipo 2, enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular, aunque pocos han analizado la conexión entre la ingesta de bebidas azucaradas y la mortalidad.

 

En el nuevo estudio, los investigadores analizaron datos de 80.647 mujeres que participaron en el Estudio de salud de enfermeras (1980-2014) y de 37.716 hombres en el Estudio de seguimiento de profesionales de la salud (1986-2014). Para ambos estudios, los participantes respondieron cuestionarios sobre los factores del estilo de vida y el estado de salud cada dos años.

 

Más riesgo entre las mujeres



Después de ajustar los principales factores de la dieta y el estilo de vida, los investigadores descubrieron que cuantas más bebidas azucaradas ingería una persona, más aumentaba su riesgo de muerte prematura por cualquier causa. En comparación con el consumo de bebidas azucaradas menos de una vez al mes, el consumo de una a cuatro bebidas azucaradas por mes se relacionó con un aumento del 1% en el riesgo; de dos a seis por semana con un aumento del 6%; uno a dos por día con un aumento del 14%; y dos o más por día con un incremento del 21%. Este aumento del riesgo de muerte temprana relacionado con el consumo de bebidas azucaradas fue más pronunciado entre las mujeres que entre los hombres.

Hubo un vínculo particularmente fuerte entre el consumo de bebidas azucaradas y un mayor riesgo de muerte temprana por enfermedad cardiovascular. En comparación con los bebedores poco frecuentes, los que bebían dos o más bebidas azucaradas al día tenían un riesgo 31% más alto de muerte prematura por enfermedad cardiovascular. Cada bebida adicional al día se vinculó con un 10% más de riesgo de muerte relacionada con enfermedades cardiovasculares.

 

Entre hombres y mujeres, hubo un vínculo modesto entre el consumo de bebidas azucaradas y el riesgo de muerte temprana por cáncer.

Los investigadores también observaron la asociación entre el consumo de bebidas edulcoradas artificialmente y el riesgo de muerte prematura. Descubrieron que la sustitución de las bebidas azucaradas por las edulcoradas estaba relacionada con un riesgo moderadamente menor de muerte prematura; pero también encontraron una relación entre los altos niveles de ingesta de bebidas edulcoradas (al menos cuatro al día) y un riesgo ligeramente mayor de mortalidad general y relacionada con enfermedades cardiovasculares en las mujeres, por lo que advirtieron contra el consumo excesivo de bebidas edulcoradas.

 

"Estos hallazgos son consistentes con los efectos adversos conocidos de un alto consumo de azúcar en los factores de riesgo metabólicos y la sólida evidencia de que el consumo de bebidas endulzadas con azúcar aumenta el riesgo de diabetes tipo 2, un factor de riesgo importante para la muerte prematura. Los resultados también brindan más información de cara a las políticas para limitar la comercialización de bebidas azucaradas a niños y adolescentes y para implementar impuestos a los refrescos porque el precio actual de las bebidas azucaradas no incluye los altos costos de tratar las consecuencias ", dijo Walter Willett, profesor de epidemiología y nutrición y coautor del trabajo.

 

Referencia: Circulation. Harvard T.H. Chan School of Public Health

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme por aquí.

Continúa leyendo