Sentirse solo e infeliz acelera el envejecimiento más que el tabaco

Los investigadores concluyen que factores psicológicos, como sentirse infeliz, solo o desesperado añaden hasta 1,65 años a la edad biológica, más que el hábito de fumar.

Un estado de salud mental vulnerable envejece más que fumar, concretamente añade 1,65 años a la edad biológica. Es la conclusión a la que se ha llegado tras realizarse un estudio con 11.914 participantes. En el experimento se comprobó que las personas que habían sufrido un derrame cerebral, alguna enfermedad hepática o pulmonar o que fumaban presentaban un mayor envejecimiento. También aquellas que se sentían desesperadas, solas e infelices. De hecho, esta última condición pesaba más sobre la edad biológica que el propio hecho de fumar

Con el paso del tiempo vamos acumulando en nuestro organismo daños moleculares que se relacionan con el envejecimiento y las enfermedades graves. En algunas personas estos procesos moleculares son más intensos que en otras. Es lo que se conoce como envejecimiento acelerado.

Mujer triste
iStock

Normalmente, cuando pensamos en tratar de frenar el envejecimiento, pensamos en mejorar nuestra salud física. Ahora, este artículo publicado en Aging-US, recomienda prestar atención también a la salud mental.

La investigación está liderada por la empresa Deep Longevity y cuenta con la participación de científicos chinos y estadounidenses, quienes han medido los efectos que tienen el sentirse solo o infeliz y no dormir bien en el ritmo de envejecimiento. Resulta que los efectos son significativos.

En el artículo se presenta un nuevo reloj de envejecimiento entrenado y verificado con datos sanguíneos y biométricos de 11.914 adultos chinos. Se trata del primer reloj de envejecimiento entrenado exclusivamente con una cohorte china de tal volumen.

Lo que vieron los investigadores fue que las personas que habían sufrido un derrame cerebral, una enfermedad hepática o pulmonar o fumaban experimentaban un proceso de envejecimiento más acelerado. Pero no solo ellas, sino también aquellas que presentaban un estado mental vulnerable, que se sentían infelices, solas o desesperadas. Curiosamente esto último aceleraba más la edad biológica que el hábito de fumar. Otros factores que se relacionaron con un envejecimiento más rápido fueron la soltería y vivir en zona rural (por la escasa disponibilidad de servicios médicos).

A tenor de los resultados, los investigadores concluyen que el aspecto psicológico del envejecimiento debería tenerse en cuenta tanto en las propias investigaciones como en los tratamientos que se apliquen. "Los estados mentales y psicosociales son algunos de los predictores más sólidos de los resultados de salud -y de la calidad de vida- y, sin embargo, se han omitido en gran medida en la atención sanitaria moderna", dijo Manuel Faria, de la Universidad de Stanford.

Alex Zhavoronkov, director general de Insilico Medicine, señala que el estudio ofrece una línea de actuación para "ralentizar o incluso revertir el envejecimiento psicológico a escala nacional".

Edad biológica y edad cronológica

La edad biológica y la edad cronológica no son lo mismo. La cronológica es la que marca el calendario, es decir, los años que tenemos desde que nacemos. La edad biológica, sin embargo, hace referencia a la salud de nuestro organismo y puede variar de la cronológica. De hecho, varía de unas personas a otras porque no todos envejecemos al mismo ritmo.

La edad biológica depende en mayor o menor medida de la herencia genética. Sin embargo, no todo está fuera de nuestro alcance pues factores externos como el estilo de vida, la alimentación y la calidad del sueño influyen decisivamente en el desarrollo de nuestras células y, consecuentemente, en la rapidez con la que envejecemos.

El nuevo estudio añade ahora el estado mental a la lista de factores que pueden jugar a favor o en contra de nuestra edad biológica.

 

Referencia: Galkin F, Kochetov K, Koldasbayeva D, Faria M, Fung HH, Chen AX, Zhavoronkov A. Psychological factors substantially contribute to biological aging: evidence from the aging rate in Chinese older adults. Aging (Albany NY). 2022 DOI: https://doi.org/10.18632/aging.204264

También te puede interesar:
Mar Aguilar

Mar Aguilar

Me hubiera gustado ser médica pero le tengo terror a la sangre. Con más de 11 años de experiencia en el ámbito periodístico, aprendo cada día un poco más acerca del apasionante mundo que es la ciencia. Puedes escribirme a maguilar@zinetmedia.es

Continúa leyendo