¿Se te puede romper el corazón?

¿Sabías que existe un síndrome raro en el que se te puede romper el corazón debido a un estrés tremendo?

El síndrome del corazón roto, también llamado "miocardiopatía inducida por estrés" o "miocardiopatía de takotsubo", puede afectar a cualquier persona, incluso  personas saludables sin ninguna predisposición a sufrir enfermedades cardíacas.

Cabe destacar que "tako tsubo" es el nombre en japonés de unas trampas que se usan para capturar pulpos, las cuales tienen una forma similar a la que se observa en un corazón que padece esta afección. El síndrome fue descrito en Japón en los años 90, se le denomina del “corazón roto” porque está asociado a desencadenantes como cambios emocionales agudos, por ejemplo muertes inesperadas, rupturas, pérdidas laborales, entre otros estresantes emocionales.

Miocardiopatía de takotsubo vs
Miocardiopatía de takotsubo vs

Este síndrome se caracteriza por síntomas físicos que producen un dolor precordial anginoso, cambios electrocardiográficos, elevación de enzimas que nos hablan de daño miocárdico y  una característica discinesia anteroapical del ventrículo izquierdo. Este síndrome se caracteriza  por una ausencia de obstrucción coronaria en fase aguda, discinesia anteroapical con hipercinesia basal reversible y evolución electrocardiográfica típica, generalmente se normaliza a los pocos días y no es una enfermedad grave, sin embargo se le debe brindar toda la atención y cuidados necesarios.

La presentación clínica típica del síndrome de Takotsubo son  todos los indicios de un infarto de miocardio, dolor precordial anginoso y cambios electrocardiográficos. Ambas manifestaciones son consecuencia de la disfunción ventricular, que se manifiesta en el ECG con ondas Q y cambios ST/T. Aunque esta patología ha sido descrita desde los años 80, no ha sido hasta recientemente cuando se ha podido confirmar la naturaleza vasoespástica de la misma, y por lo tanto el origen y tratamiento han sido variables y muy particulares en cada caso, lo cual indicaría un estudio exhaustivo de cada caso particular.

Existen algunos tratamientos para el síndrome de Takotsubo, como el manejo del estrés y la ansiedad en aquellos pacientes con antecedentes de estrés postraumático, trastornos de ansiedad y trastornos de los estados de ánimo entre otros.

También se han probado las terapias cognitivo conductual y aquellas técnicas y corrientes que puedan ayudar al paciente a lidiar con los pensamientos recurrentes o todos aquellos síntomas que puedan provocar  estrés excesivo.

Corazón roto
Corazón roto

Con el  infarto agudo del miocardio (IAM) en general, hay factores que predisponen para que tenga este efecto colateral, como hipertensión arterial, diabetes mellitus, obesidad, patologías vasculares periféricas y tabaquismo.

Por lo tanto se puede evitar con control médico y hábitos sanos del paciente, buena alimentación, sueño regular, evitar tabaquismo y alcohol, reducir los síntomas distresantes.

La prevalencia de esta miocardiopatía es del 1-3% de todos los pacientes con sospecha de síndrome coronario y el 6-9% si se tiene en cuenta sólo a las mujeres. Se ha descrito que los pacientes con miocardiopatía de tako tsubo tienen más riesgo de trastorno de ansiedad generalizada o de tener antecedentes familiares psiquiátricos que predisponen a la persona para sufrir del síndrome.

Si bien los precipitantes típicos de esta enfermedad son eventos estresantes negativos, recientemente se ha asociado con emociones positivas, porque puede también ser desencadenante por las variaciones altas de cargas serotonínicas, que es la hormona encargada de producir bienestar en ciertas regiones del cerebro.

Asimismo, se ha encontrado una asociación entre la miocardiopatía de tako-tsubo y trastornos neurológicos (7%) y psiquiátricos (24%), entre los que predominan los trastornos de ansiedad (13%), las alteraciones del ánimo (9%) y el delirio o la demencia (2%).

Uno de los mecanismos por los que se ha tratado de explicar esta asociación supone que el paciente ansioso está sometido a un constante estrés psicológico crónico que, ante una situación de estrés agudo, desencadena el síndrome, claro está que se tendrían que estudiar las alteraciones hormonales como por ejemplo las cargas de oxitocina afectan al igual que los cambios de serotonina y producen la predisposición a sufrir del trastorno.

Los mecanismos relacionados con el estrés que pueden promover la disfunción miocárdica incluyen la activación del eje hipotálamo-pituitario-adrenal y del sistema nervioso simpático, la disfunción serotoninérgica, la secreción de citocinas proinflamatorias y la activación de las plaquetas.

Se ha propuesto también que la presencia de factores psicosociales, como el antecedente familiar de depresión y ansiedad o el aislamiento social, desempeñan un papel importante en la aparición de esta enfermedad, evidentemente que el sometimiento a cargas muy intensas emocionales van a predisponer a las personas a sufrir del síndrome.

En este orden de ideas, cabe destacar que, el síndrome de “tako tsubo” es predominante en mujeres, uno de los temas más cuestionados en esta prevalencia es que las mujeres tienen predisposición a la alteración y fluctuación emocional en vista de que sufren de muchos más cambios hormonales que los hombres, aunque no es una prevalencia excluyente del sexo, pero la mayoría de casos se presentan en mujeres en estadio de pre menopausia o  menopausia instalada.

Fuentes:

https://www.medigraphic.com/pdfs/medintmex/mim-2016/mim164m.pdf
https://www.sac.org.ar/wp-content/uploads/2018/06/v86n2a04.pdf
http://www.scielo.org.co/pdf/rcp/v46n4/0034-7450-rcp-46-04-00257.pdf
http://www.scielo.org.co/pdf/rcp/v46n4/0034-7450-rcp-46-04-00257.pdf

 

Pau Mateo

Pau Mateo (Diario de un MIR)

Graduado en Medicina y Cirugía por la Lithuanian University of Health Sciences (LSMU). Ha trabajado como médico mutualista, como médico de familia y como médico de urgencias. Coautor de varios artículos científicos publicados en revistas de gran impacto en el ámbito médico, en la actualidad ejerce como Médico Interno Residente (MIR) de Cirugía Torácica en el Ospedale di Circolo en Varese, Italia. Además de esto, cuando le queda tiempo libre, lo utiliza para divulgar a diario contenidos de ciencia y medicina en su canal de YouTube llamado Diario de un MIR. Ah, y por si fuera poco, acaba de publicar su primer libro, llamado también Diario de un MIR.

Continúa leyendo