¿Si no te lavas los dientes puedes tener más riesgo de infarto?

Una buena higiene dental es importante para la salud de todo el organismo

Los buenos hábitos de higiene dental comienzan desde la infancia, y son una de las medidas más importante para mantenernos saludables, entre otras cosas, porque unos dientes sanos nos permiten  una nutrición y un habla adecuados.

Una higiene dental adecuada incluye el cuidado diario de los dientes cepillándolos con pasta y cepillo, además de haciendo uso del  hilo dental. Pero “diario” no significa estrictamente una vez al día, de hecho la recomendación habitual es cepillar los dientes como mínimo dos veces al día, por la mañana y por la noche, aunque lo ideal sería después de cada comida.

Lo que sí que deberíamos saber todos es que unos dientes sanos no son sólo una cuestión de salud bucodental, sino que nos ayuda a eliminar bacterias de nuestra boca que pueden amenazar otras partes de nuestro organismo. Dicho de otro modo, el hecho de que tu boca enferme puede hacer que se desarrollen otras enfermedades en tu cuerpo que pueden llegar ser mortales.

Hoy en día, se está investigando mucho el tema de la conexión entre la salud bucodental y el sistema cardiovascular. Se ha sugerido en más de una ocasión que las personas con mala salud bucal tienden a tener mayores tasas de problemas cardiovasculares (cardiacos y cerebrales) que las personas que se cuidan la boca.

 

¿Por qué se cree que están conectadas?

Entre todas las teorías existentes, la que más cuadra por el momento es que las bacterias de la boca pueden, no solo infectar las encías, sino también pasar al torrente sanguíneo a partir de los pequeños vasos sanguíneos que recorren nuestra boca. Si una herida o una encía se infecta y esta infección pasa al torrente sanguíneo, la infección puede esparcirse a otras partes del cuerpo donde causar inflamación e infección, entre ellos el corazón.

Y ojalá todo fuera tan sencillo como eso, porque sería suficiente con lavarse los dientes cuando uno quisiera y, siempre y cuando, no aparecieran infecciones, no habría nada de qué preocuparse. Pero la cosa se complica un poco más. Seguro que te has dado cuenta de que debajo de la lengua tienes un montón de capilares diminutos que se ven a simple vista. ¿Y si te dijera que esos capilares tienen conexión directa con la vena cava superior? Pues seguro que te quedas con la misma cara, pero ¿y si te dijera que esa vena es la más importante de nuestro cuerpo y que es la que tiene acceso directo al corazón? Ya da un poquito más de miedo.

Ya hemos comentado anteriormente que la mala higiene oral puede hacer que las bacterias de nuestra boca pasen a nuestro torrente sanguíneo de una forma o de otra, y si eso pasa, se puede diseminar una infección que puede acabar afectando a cualquier parte del cuerpo.

 

Controversia entre los estudios

Aunque es cierto que hay muchos estudios que concluyen que una buena higiene bucodental, además de visitas recurrentes al dentista, reduce el riesgo de padecer ciertas enfermedades cardiovasculares, no todos los estudios están de acuerdo.

En 2018 se publicó un estudio que analizó nada más y nada menos que un millón de personas en busca de la relación entre la salud bucodental y la enfermedad cardiovascular. Los investigadores se plantearon si hasta ahora se habían enfocado correctamente el resto de estudios o si se habían dejado algo en el tintero. Al parecer los estudios previos no habían tenido en cuenta otros factores de confusión que podían aumentar el riesgo de afecciones cardiovasculares en las personas estudiadas, como por ejemplo el tabaquismo, por lo que la relación que se tenía hasta el momento podía no ser causal.

De este modo, aunque hasta ahora se ha considerado un factor de riesgo cardiovascular la mala higiene oral, no existen datos suficientes como para crear un vínculo causal, ya que existen muchos otros factores de riesgo a tener en cuenta que pueden crear confusión en los estudios.

 

Periodontitis

La periodontitis es una enfermedad grave de las encías causada por una infección. Es una de las causas principales por las que se pueden caer los dientes (definitivos). Se caracteriza por la presencia de dolor, inflamación y sangrado de las encías, además de mal aliento y dientes sueltos.

Su fase inicial se llama gingivitis, y únicamente cursa con enrojecimiento  e hinchazón de las encías y gran facilidad para el sangrado, pero sin dolor y sin dientes sueltos. Generalmente se debe a la acumulación de placa dental, una película adhesiva que se deposita en los dientes llena de bacterias, saliva, restos de alimentos, etcétera. Si esta placa no se elimina mediante la higiene bucodental puede solidificarse y transformarse en sarro, que no se puede eliminar de la forma convencional, sino que tienes que acudir al dentista sí o sí.

Aunque no se ha demostrado que exista una relación directa entre los problemas cardiovasculares y una mala salud bucodental por sí misma, sí que se ha relacionado con la periodontitis. Las investigaciones han concluido descuidar la enfermedad de las encías puede ser muy peligroso y aumentar el riesgo de sufrir un infarto.

Al igual que lo que se ha expresado anteriormente, cabe la posibilidad de que tampoco exista una conexión estrictamente directa entre la periodontitis y las enfermedades cardiovasculares, ya que, además de que un factor de riesgo común en ambas condiciones es el tabaco, existen numerosos factores de confusión que pueden afectar a los distintos estudios.

 

Lo que no hay que olvidar es que, exista un vínculo directo entre el riesgo cardiovascular y la correcta higiene bucal o sea una simple coincidencia, tener una boca saludable aumenta las probabilidades de conservar los dientes por más tiempo, lo que es razón más que de sobra para que lavarse los dientes sea una prioridad.

 

 

Referencias:

Batty, G. D., Jung, K. J., Mok, Y., Lee, S. J., Back, J. H., Lee, S., & Jee, S. H. (2018). Oral health and later coronary heart disease: Cohort study of one million people. European Journal of Preventive Cardiology, 25(6), 598–605. https://doi.org/10.1177/2047487318759112

Chang, Y., Woo, H. G., Park, J., Lee, J. S., & Song, T.-J. (2020). Improved oral hygiene care is associated with decreased risk of occurrence for atrial fibrillation and heart failure: A nationwide population-based cohort study. European Journal of Preventive Cardiology, 27(17), 1835–1845. https://doi.org/10.1177/2047487319886018

Gao, S., Tian, J., Li, Y., Liu, T., Li, R., Yang, L., & Xing, Z. (2021). Periodontitis and Number of Teeth in the Risk of Coronary Heart Disease: An Updated Meta-Analysis. Medical Science Monitor, 27. https://doi.org/10.12659/msm.930112

Haładyj, A., Kaczyński, T. & Górska, R. (2016). The link between periodontitis and pancreatic cancer - review of the literature. Wiadomosci Lekarskie (Warsaw, Poland: 1960), 69(1 Pt 2). https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/27164283/

‌Kolesnikova, L. R., Pogodina, A. V., Valyavskaya, O. V., Zurbanova, L. V., & Rychkova, L. V. (2020). Arterial hypertension and oral disease in adolescents. Stomatologiia, 99(6), 48–54. https://doi.org/10.17116/stomat20209906148

Nocini, R., Favaloro, E. J., Sanchis-Gomar, F., & Lippi, G. (2020, Septiembre). Periodontitis, coronary heart disease and myocardial infarction: treat one, benefit all. Blood coagulation & fibrinolysis: an international journal in haemostasis and thrombosis, 31(6), 339–345. https://doi.org/10.1097/MBC.0000000000000928

Park, S. Y., et al. (2019, 7 de Abril). Improved oral hygiene care attenuates the cardiovascular risk of oral health disease: a population-based study from Korea. European heart journal, 40(14), 1138–1145. https://doi.org/10.1093/eurheartj/ehy836

Shmerling, R. H. (2021, 22 de Abril). Gum disease and the connection to heart disease. Harvard Health. https://www.health.harvard.edu/diseases-and-conditions/gum-disease-and-the-connection-to-heart-disease

Ubertalli, J. T. (2020, Septiembre). Gingivitis. Manuales MSD. https://www.msdmanuals.com/es/hogar/trastornos-bucales-y-dentales/enfermedades-periodontales/gingivitis?query=gingivitis

Van Dyke, T. E., et al. (2021, 29 de Enero). Inflammation of the periodontium associates with risk of future cardiovascular events. Journal of Periodontology, 92(3), 348–358. https://doi.org/10.1002/jper.19-0441

Wayhomestudio (s.f.). Happy curly young woman brushes teeth with tooth floss, cares about oral hygiene, surrounded with toothpaste, electric toothbrush and tongue cleaner Free Photo [Imagen]. Flickr. https://www.freepik.com/wayhomestudio

Andrea Sirvent

Andrea Sirvent (GlóbuloAzul)

Graduada en enfermería por la Universidad de Valencia, así como instructora de Soporte Vital Básico y Desfibrilador Externo Automático (DEA), certificado por la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (SEMICYUC). Trabajó durante un tiempo para el servicio público de sanidad en Inglaterra (NHS), y como instructora en la Federación de Salvamento y Socorrismo de la Comunidad Valenciana (FSSCV). Actualmente ejerce como enfermera en la unidad de críticos (Unidad de Cuidados Intensivos y Unidad de Reanimación) del hospital Marina Baixa de Villajoyosa, en Alicante, y se encuentra cursando un Experto en Cuidados Críticos Enfermeros.

Continúa leyendo