Recordar buenos momentos puede aliviar el dolor

Un nuevo estudio expone que la nostalgia es capaz de actuar como un analgésico y reducir el nivel de dolor percibido.

La nostalgia, el anhelo por el pasado, los buenos viejos tiempos o recuerdos que pueden desencadenarnos una canción, unas fotografías, una película o un olor, ha sido asociado anteriormente con la reducción del estrés y la tristeza. Ahora, un nuevo estudio liderado por investigadores de Reino Unido y China ha concluido que la nostalgia es capaz de aliviar el dolor.

En su estudio, los científicos monitorearon la actividad cerebral en 34 voluntarios (de entre 18 y 25 años) usando escáneres fMRI. A la mitad se les mostró contenido popular de su infancia y al resto escenas y objetos de la vida moderna. ¿Cuál fue el impacto? Contemplar las imágenes fue asociado con una actividad reducida en el área del cerebro que controla el dolor. Y cuanto más nostálgicos percibían los participantes las imágenes, menos dolor afirmaban sentir. Así, las imágenes de temática nostálgica parecían aliviar el dolor en cierta medida a los participantes, y los voluntarios calificaron el dolor del dispositivo estimulador de calor más bajo cuando miraban el imágenes nostálgicas.

 


Un buen recuerdo es capaz de reducir el dolor de cabeza un 10%, según el estudio


Los beneficios de los recuerdos van más allá de lo que pensábamos. Los neurocientíficos han rastreado la raíz de este beneficio nostálgico hasta una región del cerebro llamada tálamo. Esta gran área de materia gris ubicada justo encima del tronco encefálico participa en la transmisión de información entre el cuerpo y la capa externa del cerebro, la corteza, y es fundamental para la modulación del dolor en los humanos.


El equipo encontró que las personas que vieron imágenes nostálgicas informaron experimentar niveles más bajos de dolor que aquellos a quienes se les mostraron imágenes de otro tipo. Además, se observó que este efecto de alivio del dolor era más fuerte cuando los participantes experimentaban un dolor de menor intensidad.


"Cuanto más nostálgicos se sentían los participantes, menos dolor percibían", escribe el primer autor e investigador en psicología Ming Zhang.

Según los investigadores, el tálamo anterior es responsable de codificar la nostalgia en nuestro cerebro, mientras que el tálamo parietal posterior codifica la percepción del dolor; y la actividad del primero puede inhibir la segunda. Esto es lo que está en juego. El papel clave del tálamo como enlace en este efecto analgésico.

 

Cuando los participantes miraban imágenes, la fuerza de la nostalgia que experimentaban también estaba fuertemente asociada con la conectividad entre el tálamo y la sustancia gris periacueductal (SGPA), un área de materia gris que se encuentra en el mesencéfalo.

"Todas estas regiones están involucradas en el procesamiento de escenas retro, la sensación del yo y la evaluación emocional", escriben los investigadores.


Los investigadores expusieron que estas conclusiones apuntan a un "vínculo funcional" entre los recuerdos nostálgicos y la parte del cerebro que procesa el dolor.


"Estos hallazgos demuestran el efecto analgésico de la nostalgia y, lo que es más importante, arrojan luz sobre su mecanismo neural", concluyen los expertos.

 

 

También te puede interesar:

Referencia: Ming Zhang, Ziyan Yang, Jiahui Zhong, Yuqi Zhang, Xiaomin Lin, Huajian Cai, Yazhuo Kong et al. Thalamocortical mechanisms for nostalgia-induced analgesia Journal of Neuroscience 1 March 2022, JN-RM-2123-21; DOI: https://doi.org/10.1523/JNEUROSCI.2123-21.2022

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en Twitter: sarahromero_ y en ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo