Qué tomar para el dolor de garganta

Una vez que empieza, la garganta nos molesta y nos cuesta, entre otras cosas, tragar. Qué tomar para el dolor de garganta.

También te puede interesar: Mitos sobre el invierno y los resfriados

Analgésicos: El ibuprofeno y el naproxeno pueden reducir los síntomas.


Ambiente húmedo: El aire seco puede provocar que el dolor de garganta empeore. El uso de un humidificador para mantener el aire húmedo puede ser de gran ayuda.

 

 

Qué comer y qué beber

 

Alimentos suaves y bebidas calmantes, como por ejemplo:

 

Sorbetes de frutas (los helados son calmantes -en su justa medida-)

 

Zumo de granada (para evitar la infección y reducir la inflamación)

Plátanos (es una fruta suave)

 

Sopa de pollo (tiene propiedades anti-inflamatorias y ayuda a limpiar las vías respiratorias, lo que puede reducir los síntomas del dolor de garganta)

 

Té de salvia (esta hierba se ha utilizado para fines curativos durante siglos y puede ser muy útil para las gargantas doloridas)

Cúrcuma (empleado como té o en mezclas de hierbas, se cree que esta especia tiene propiedades curativas, antisépticas y antiinflamatorias)

Miel (un remedio clásico, sabroso y calmante que también es eficaz en la lucha contra las infecciones)

Jengibre (el té de jengibre previene las náuseas pero también tiene propiedades anti-inflamatorias que pueden ayudar contra el dolor de garganta mediante la reducción de la hinchazón y el dolor. Mezclas con jengibre para la garganta pueden ser jengibre, limón y pimienta o jengibre, canela y limón)

 

(cualquier té o bebida caliente que no contenta alcohol ayudará a las personas con dolor de garganta a sentirse mejor)

 

 

Yogur (Los alimentos suaves como el yogur o los smoothies que pueden beberse a través de una pajita pueden ayudar a las personas a obtener la nutrición que necesitan mientras calman sus gargantas)

Verduras cocidas (Zanahorias, col, patatas y otras verduras pueden ser útiles para las personas con dolor de garganta, siempre y cuando se cocinen bien hasta que estén tiernas)
Huevos revueltos: Los huevos son una buena fuente de proteínas. Son bastante suaves para una garganta inflamada.

 

 

Alimentos y bebidas no recomendables



Alimentos crujientes y duros como galletas saladas, tostadas, nueces o verduras crudas, pueden causar un dolor de garganta más acusado.

Frutos cítricos y zumos: A pesar de que muchas personas recurren al zumo de naranja cuando se resfrían, hacerlo puede hacer que el dolor de garganta empeore. Al ser ácidas, estas frutas pueden irritar la tierna superficie de la garganta.

Alimentos azucarados o encurtidos: Los alimentos hechos con vinagre o sal, como los pepinillos, pueden empeorar la inflamación de la garganta.

Zumo de tomate y salsas: La naturaleza ácida de los tomates provoca el mismo efecto que el zumo de naranja.

Especias: Mientras que algunas especias pueden ayudar a una garganta dolorida otras, como el chile, la nuez moscada o las salsas calientes, pueden provocar que la la inflamación empeore.

Alcohol: Las bebidas y los enjuagues bucales que contienen alcohol pueden causar sensación de escozor. El alcohol en sí mismo también es deshidratante, así que no es recomendable para las personas con dolor de garganta.

Tabaco: Evitar el humo de primera y segunda mano tanto como sea posible.

 

Etiquetas: beneficios de los alimentosqué tomar para el dolor de gargantasalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS