¿Qué riesgos tiene la calima del Sahara sobre nuestra salud?

Si eres de España, lo más probable es que estos días los hayas visto teñidos de color sepia, como si los filtros de Instagram y la vida real ya no fueran dos realidades diferentes. De hecho, si eres del sudeste de la península, seguramente hayas visto este tinte al salir a la calle o mirar por la ventana. Pero, ¿qué está pasando? ¿Por qué de pronto buena parte de España parece sacada de una película en Marte?

Estamos ante un fenómeno meteorológico que hace que haya muchas partículas de polvo, cenizas, arcilla o arena en suspensión en la atmósfera. A este fenómeno se le conoce en meteorología como calima. Pero además, cabe agregar a la definición que la calima dificulta la visibilidad, la claridad y la transparencia en un área (debido a la presencia de partículas finas en suspensión). A veces esto ocurre por efectos del polvo, sales (sodio) o elementos propios del ambiente, y otras veces como consecuencia de eventos especiales (como incendios forestales u otros eventos contaminantes). ¿Cuál es el caso en esta ocasión?

Pues en este caso lo que estamos viendo es principalmente arena y polvo en suspensión, que están siendo arrastrados por la borrasca 'Celia'. Y al menos durante unos días más, se prevee que este "temporal" siga en aumento. Y, claro, combinado con las precipitaciones de la borrasca, también es de esperar que "llueva barro".

¿El verdadero problema?

Puede que pienses que unos días de "mal tiempo" no son para tanto, y puede que tengas razón, al fin y al cabo este es un fenómeno no tan infrecuente en Canarias (por su cercanía con África). Sin embargo, consideremos lo siguiente.

Las partículas en suspensión tienen un tamaño muy pequeño. Esto hace que puedan penetrar nuestras vías aéreas y, dependiendo del tamaño, incluso otros sistemas en nuestro organismo.

Lo que sí tenemos claro, es que la calidad del aire que respiramos disminuye, y esto puede no ser inocuo.

Para medir la calidad del aire se utiliza un índice

El índice de estándares de contaminantes (PSI) es un tipo de índice de calidad del aire, que es un número que se utiliza para indicar el nivel de contaminantes en el aire. De 0 a 50, estamos en niveles seguros de polución, sin efectos registrados sobre la salud. De 51 a 100, estamos en niveles moderados, pero todavía sin efectos sobre la salud o, al menos, muy poquitos.

Es a partir de aquí que nuestra salud empieza a estar en juego. De 101 a 200 estamos hablando de un nivel insano, donde todos podemos comenzar a experimentar efectos en la salud; los miembros de grupos más vulnerables (niños, ancianos y personas con enfermedades pulmonares o cardíacas crónicas) pueden experimentar efectos de salud más graves. No es un mal momento para permanecer en casa y usar la mascarilla, sin tener nada que ver con la COVID-19, por cierto.

Para las muertes cardíacas súbitas, cada incremento de 30 unidades en PSI se ha correlacionado con un aumento del 8,15 % en el riesgo de paro cardíaco extrahospitalario el mismo día de la exposición. Además, se encontró que este riesgo permanece elevado durante 1 a 5 días después de la exposición. También se ha correlacionado, de manera más débil, con el infarto agudo de miocardio y el accidente cerebrovascular isquémico agudo. Por supuesto, el uso de los servicios sanitarios también aumenta por unidad de aumento en PSI.

¿Efectos de la calima a corto plazo?

La exposición prolongada a estas diminutas partículas podría provocar problemas respiratorios y agravar las enfermedades cardíacas o pulmonares existentes.

En individuos sanos, la exposición a las partículas puede causar molestias en los ojos, la nariz y la garganta. En la mayoría de las situaciones, esta irritación desaparece por sí sola al cabo de unos días y entre la exposición a la calima y los efectos/síntomas en la salud pueden transcurrir hasta tres días.

El agravamiento de enfermedades pulmonares y cardíacas

Como os contábamos, las partículas de neblina a veces pueden afectar al corazón y los pulmones, especialmente en personas que ya tienen una enfermedad cardíaca o pulmonar crónica, como el asma, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) o la insuficiencia cardíaca.

¿Efectos de la calima a largo plazo?

Dado que en España no se producen calimas de larga duración, cualquier exposición es, por definición, de corta duración. Los estudios a largo plazo sobre la calidad del aire suelen realizarse fuera del país. Dado que los estudios internacionales se basan en la exposición a largo plazo a la contaminación del aire, hay pocos datos sólidos sobre los efectos a largo plazo de las exposiciones episódicas a corto plazo a la calima.

Sí cabe mencionar que estos estudios han demostrado que la exposición continua durante varios años a una alta contaminación ambiental de partículas finas (es decir, partículas de 2,5 micrómetros –menos que el grosor de un pelo humano-), pueden tener un mayor riesgo de efectos cardiovasculares, como infartos cardíacos, un desarrollo pulmonar reducido, así como el desarrollo de enfermedades respiratorias crónicas, como asma, en niños.

Existen incluso algunas series de casos notificados de partos prematuros y bajo peso al nacer, aunque esto requiere más evidencias para sustentarse y, en caso de existir esta relación, posiblemente esté en mayor relación con la calima procedente de eventos contaminantes.

Ese no es nuestro caso. En nuestro caso, simplemente las arenas del Sáhara están siendo arrastradas por una borrasca.

Más en profundidad…

Las partículas de calima pueden provocar síntomas agudos como tos, sibilancias, dificultad para respirar y sensación de cansancio y debilidad. Sin embargo, los efectos nocivos para la salud de unos pocos minutos de exposición a la calima son temporales y, por lo general, no provocan problemas de salud a largo plazo.

El mayor peligro de la calima es la materia particulada fina (PM) suspendida en el aire. Las partículas, especialmente las de PM2.5, pueden inhalarse fácilmente en nuestros pulmones. Esto se refiere a partículas que tienen menos de 2,5 micrones de diámetro.

La exposición a largo plazo puede provocar el desarrollo de afecciones médicas como bronquitis y una mayor incidencia de cáncer de pulmón. Por lo tanto, es mejor permanecer en el interior durante situaciones de calima cuando el PSI está en niveles nocivos para la salud. Si tiene que salir al aire libre durante períodos prolongados, una máscara N95 puede ayudar a reducir la inhalación de partículas, aunque aquellos con mayor riesgo de verse afectados por la calima deben permanecer en el interior. Estas son personas con trastornos cardíacos o pulmonares preexistentes, ya que se sabe que la exposición a la contaminación del aire empeora estas afecciones. Asimismo, los niños y los ancianos que tienen reservas pulmonares más pequeñas deben evitar la exposición prolongada a la calima.

¿Qué precauciones debería tomar?

Si tus síntomas son leves y gozas de buena salud, simplemente evitar la calima permaneciendo en el interior con las ventanas y puertas cerradas y, si tienes, enciende un purificador de aire eficaz. Si, en cambio, tus síntomas son más serios o tienes dudas, lo mejor es consultar con un médico.

Cabe destacar que no es recomendable automedicarse ni utilizar inhaladores con los que no estés familiarizado.

Por otro lado, hacer ejercicio al aire libre cuando el PSI está en el rango no saludable (es decir, 100 o más) es contraproducente. Cuanto mayor sea el PSI, más dañino es inhalar el aire contaminado al hacer ejercicio. Ten en cuenta que cuando haces ejercicio, tienes que respirar más fuerte y el intercambio de aire que se produce en los pulmones es varias veces mayor que cuando estás en reposo. Por lo tanto, estás inhalando varias veces más contaminación del aire.

¿Cuál es el PSI en mi zona?

https://airindex.eea.europa.eu/Map/AQI/Viewer/

Aquí os dejo un mapa que muestra la calidad del aire con actualizaciones horarias, por el Índice Europeo de Calidad del Aire.

Éste índice permite a los usuarios comprender mejor la calidad del aire donde viven, trabajan o viajan. Al mostrar información actualizada para Europa, los usuarios pueden obtener información sobre la calidad del aire en países, regiones o ciudades individuales.

El índice se basa en las concentraciones de hasta cinco contaminantes principales, que son: material particulado (PM10), partículas finas (PM2.5), ozono (O3), dióxido de nitrógeno (NO2) y dióxido de azufre (SO2).

 

Referencias:

Cheong, Ngiam, Morgan, Pek, Tan, Lai, Koh, Ong, & Ho. (2019, 6 de Septiembre). Acute Health Impacts of the Southeast Asian Transboundary Haze Problem—A Review. International Journal of Environmental Research and Public Health, 16(18), 3286. https://doi.org/10.3390/ijerph16183286

‌Chung, O.K. (2016, 30 de Agosto). The Effects of Haze on Your Health. Mount Elizabeth Hospital. https://www.mountelizabeth.com.sg/healthplus/article/the-effects-of-haze-on-your-health

‌European Air Quality Index. (2022). Europa.eu. https://airindex.eea.europa.eu/Map/AQI/Viewer/

Jaafar, H., Azzeri, A., Isahak, M., & Dahlui, M. (2021, 30 de Noviembre). The Impact of Haze on Healthcare Utilizations for Acute Respiratory Diseases: Evidence From Malaysia. Frontiers in Ecology and Evolution, 9. https://doi.org/10.3389/fevo.2021.764300

Ministry of Health Singapore (2021). FAQs on Haze Health Advisory. Moh.gov.sg. https://www.moh.gov.sg/resources-statistics/educational-resources/haze/faqs-on-haze-health-advisory

Wang, J., Wei, Q., Wan, Q., & Li, H. (2021, 4 de Noviembre). Heterogeneity Analysis of the Effects of Haze Pollution on the Health of Left-Behind Children in Urban and Rural Areas in China. International Journal of Environmental Research and Public Health, 18(21), 11596. https://doi.org/10.3390/ijerph182111596
Amyad Raduan

Amyad Raduan (GlóbuloAzul)

Licenciado en Medicina por la Universidad Miguel Hernández de Elche, con Máster propio en Integración y Resolución de Problemas Clínicos en Medicina por la Universidad Alcalá de Henares, Máster en Medicina Clínica por la Universidad Camilo José Cela y actualmente realizando un Máster Oficial en Investigación Clínica por la Universidad Miguel Hernández de Elche. También es Diplomado en Transporte Sanitario Medicalizado. En la actualidad, ejerce como Médico Residente en la especialidad de Medicina Familiar y Comunitaria, en el Hospital Vega Baja de Orihuela (Alicante). Asímismo, es dueño y fundador de la empresa de divulgación científica especializada en medios audiovisuales, GLÓBULO SALUD SL, a través de la cual coordina a un equipo de médicos, ilustradores y animadores. (Canal de YouTube)

Continúa leyendo