¿Qué es la ranitidina?

En el artículo de hoy hablaremos sobre la ranitidina: un fármaco usado para dolores de estómago causados por una úlcera péptica. Descubre para qué sirve, cómo adquirirla y los efectos secundarios que puede llegar a ocasionar.

Ranitidina
Freepik

Uno de los males más comunes de nuestro tiempo es el malestar de estómago. La mayoría de las personas lo hemos sufrido alguna vez, ya sea tras una comida abundante o picante, tras tomar ciertos medicamentos o incluso por el estrés. 

Sin embargo, entre un 5% y un 10% de la población llegan a sufrirlo en su forma más grave: la úlcera péptica. En este caso, se forman en el estómago y principio del intestino heridas abiertas que causan mucho dolor al paciente y que es necesario tratar. Y uno de los fármacos que se utilizan para ello es la ranitidina, de la que hablaremos en este artículo. 

 

Ranitidina contra el ácido estomacal

La ranitidina es un medicamento que sirve para el tratamiento de la úlcera de estómago y del reflujo gastroesofágico, en el cual el ácido gástrico sube hasta el esófago por no cerrar bien la válvula que separa ambos compartimentos.

La ranitidina es un fármaco que reduce la producción de ácido gástrico en el estómago. Este ácido es importante para digerir bien los alimentos, pero si hay úlceras en el estómago o se da un reflujo hacia el esófago causa mucho dolor.

El mecanismo de acción de la ranitidina es bloquear los receptores H2, al ser parecida a la histamina, molécula que normalmente se une a estos. Así, se une a los receptores sin activarlos y consigue que las células parietales del estómago no produzcan más ácido clorhídrico, reduciendo el malestar en el paciente. Además, también estimula la secreción de moco en el estómago, que protege las paredes contra el ácido. 

Este fármaco es bastante específico, lo que quiere decir que no bloquea otras moléculas parecidas. Así se reduce el número y la gravedad de efectos secundarios.  

 

La ranitidina es un fármaco que reduce la producción de ácido gástrico en el estómago.

¿Cómo adquirir ranitidina?

En España, la ranitidina se vende con receta, tanto como genérico como bajo diversas marcas comerciales. Sin embargo, en otros países como Estados Unidos (EE. UU.), también puede adquirirse sin receta, solo en la dosis más bajas. Suele tomarse en forma de comprimidos orales, aunque también existe de forma intravenosa.  

 

Efectos secundarios de la ranitidina

Sus efectos secundarios son pocos y cuando ocurren suelen ser pasajeros y ligeros; pueden darse en un porcentaje pequeño de las personas que la toman. Hay pacientes que son alérgicos a la ranitidina y pueden experimentar picazón, hinchazón, erupción, además de otros efectos indeseados. 

Por otro lado, puede producirse diarrea o estreñimiento, náuseas, vómitos y dolor abdominal si este medicamento no es bien tolerado. Muy pocas veces se ha comunicado inflamación del hígado o páncreas, ictericia o aumento de las transaminasas. Si aparecen síntomas como fiebre, dolores, confusión, mareos o vómitos, hay que suspender el tratamiento y avisar al médico.  

 

Retirada temporal de la ranitidina

En 2019, la Food and Drug Administration de EE. UU., organismo que se ocupa de la seguridad de alimentos y medicamentos, detectó en la ranitidina cantidades muy bajas de nitrosaminas, sustancias potencialmente cancerígenas. En ese momento, los fármacos fueron retirados del mercado por seguridad, y hoy en día se ha incrementado la seguridad, de tal forma que solo aquellos laboratorios que hayan superado las pruebas pueden fabricar el producto. 

 

Ahora mismo la ranitidina es un producto totalmente seguro y muy útil para tratar dolencias tan comunes como la úlcera de estómago o el reflujo gastroesofágico. Si tienes malestar de estómago, lo mejor es que consultes con tu médico; te hará las pruebas pertinentes para saber a qué se debe, y te recetará el medicamento que mejor se ajuste a tu condición.

Continúa leyendo