¿Puedo saber cuánto polen hay en el aire?

El polen aparece en el aire de forma repentina y para las personas alérgicas, puede ser útil saber cuánto polen hay en el ambiente a tiempo real.

 

Las personas que sufren de alergias estacionales asociadas al polen pueden llegar a presentar síntomas de diferente gravedad.

Alergias del tipo rinitis o conjuntivitis pueden sobrellevarse con síntomas leves, como lagrimeo o picor nasal y estornudos, los cuales se pueden controlar con antihistamínicos.

Sin embargo, otras alergias como asma o rinoconjuntivitis grave pueden interferir de manera seria con la salud y la rutina de estas personas. Estos síntomas también pueden prevenirse de forma parcial con antihistamínicos, pero deben tomarse a su debido tiempo.

¿Cómo afecta la aparición de polen repentina?

El proceso de floración de las plantas, durante el cual el polen se libera en el aire, puede ocurrir en cuestión de horas. Según los factores ambientales y los ciclos de floración de las distintas especies, el contenido de polen en el aire puede alcanzar niveles muy altos en ciertas regiones de forma rápida.

Si una persona sufre asma alérgica frente al polen y tiene una exposición repentina a una alta concentración de polen, puede sufrir un ataque asmático que requiera el uso urgente de broncodilatadores o incluso hospitalización.

Aunque cada especie de árbol, arbusto o flor tiene unos períodos de floración estimados, el momento exacto puede variar según otros factores ambientales o internos de la propia planta.

Por este motivo puede resultar muy complicado hacer una predicción de cuándo aparece el polen en el aire y tomar precauciones si se sufren síntomas graves de alergia. Ante esta situación, los especialistas en alergias y floración de plantas han diseñado unas estaciones de muestreo de polen.

Polen en el aire
Fuente: iStock

Detectores de polen

Existen unas máquinas que detectan granos de polen y suelen estar instaladas en diferentes puntos de una localidad o país, normalmente algo apartadas de los núcleos urbanos, y hace la función de radares gigantes de polen.

El aire arrastra el polen que es analizado en el interior del contador. Los resultados pueden verse en la propia máquina según el modelo, pero también se envían a la central correspondiente.

En las centrales, los recuentos de los diferentes tipos de pólenes se recogen, se analizan y se publican, ya sea en páginas web públicas asociadas a organismos de la salud o en aplicaciones de móvil.

Estas máquinas de recuento están activas durante todo el año, excepto que sea necesario alguna tarea de mantenimiento, y las bases de datos son actualizadas de forma constante. Así, las páginas web o aplicaciones que recogen la información son capaces de dar el recuento de polen a tiempo real en la región que se elija.

Disponer de esta información no sólo es útil para las personas que sufren alergias y necesiten abastecer su botiquín con medicamentos antes de la temporada de polen, sino que también puede ser interesante para eventos o actividades organizadas al aire libre.

Especialmente en las primeras semanas de primavera, tras los meses de invierno, hay tendencia a trasladar algunas actividades que hasta entonces se hacían en el interior hacia el exterior, para aprovechar la llegada del sol y el buen tiempo. Los bares y restaurantes abren sus terrazas, y los gimnasios se sustituyen por vueltas al parque.

Si se dispone de la información sobre la cantidad de polen, se pueden realizar los planes sin que la alergia agüe la fiesta. Aunque los afortunados que no sufren alergias puede que no noten ninguna diferencia, los conocidos alérgicos lo agradecerán.

Por último y no por ello menos importante, el cambio en el contenido de polen en el aire es un dato ambiental y ecológico de gran utilidad para los investigadores del clima, los animales polinizadores y ciclos biológicos de las plantas.

¿Dónde se puede encontrar esta información?

Una herramienta muy útil y rigurosa es la página web de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC), en concreto en la sección de niveles ambientales de pólenes.

Aquí se puede seleccionar el tipo de árbol o flor específico entre una selección y en el mapa aparecen una serie de puntos de colores que indican la cantidad de polen en el aire (en granos por metro cúbico). Los puntos de color rojo indican niveles por encima de 130 granos/m3, en naranja entre 50 y 130 granos/m3 y en verde por debajo de 50 granos/m3.

La información sobre la cantidad de granos es una medida indirecta pero que se correlaciona con la cantidad de alérgeno. Según el tipo de polen y las condiciones ambientales, puede contener más o menos moléculas de alérgeno (la sustancia que provoca los síntomas), pero cuantos más granos haya en el aire, más alérgeno habrá. Además, para algunas especies de plantas, junto a la cantidad de polen en el día se indica la previsión de los próximos días para esa misma especie en esa región.

Este conjunto de herramientas ayuda tanto a especialistas como a pacientes a estar preparados para la época de alergias al polen. La información a tiempo puede ayudar a prepararse y evitar los síntomas más graves, o al menos, estar preparados para ellos.

Referencias:

Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC). Niveles ambientales de pólenes. 2022. https://www.polenes.com/es/home

 

Sherezade MR

Sherezade MR

Soy una doctora en Alergología que en sus ratos libre cuenta la ciencia en redes. Me licencié en Biología en la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y realicé el doctorado en la Universidad de Medicina de Viena. Ahora trabajo como postdoc en el Instituto de Alergología Fraunhofer asociado al Hospital Charité de Berlín. Mi nueva faceta es divulgadora amateur que hace vídeos cortos en Twitter y streams largos en Twitch. A veces también escribo o consigo logros para la Alianza en World of Warcraft. Página web

Continúa leyendo