¿Pueden ser cancerígenas las tostadas muy hechas?

La Agencia de Normas Alimentarias del Reino Unido advierte: quemarlas demasiado podría incrementar el riesgo de desarrollar cáncer.

Medidas preventivas

Para reducir la presencia de acrilamida en los alimentos que solemos tener en casa, los expertos de la FSA recomiendan sobre todo no quemar demasiado las tostadas: cuanto más negro sea su color, más cantidad de esa sustancia contienen. Esta norma puede aplicarse también al freír, asar o tostar patatas y vegetales de raíz, que nunca deben pasar de un tono ligeramente dorado.

También recalcan la importancia de seguir las instrucciones de cocinado presentes en los envases de estos productos (siempre recomiendan no cocinar a temperaturas muy altas o durante demasiado tiempo los alimentos ricos en almidón), seguir una dieta variada y equilibrada y no guardar las patatas en la nevera si prevemos freírlas o asarlas a altas temperaturas: con el frío, estos tubérculos generan azúcares que se convierten en acrilamida al cocinarlos.

Etiquetas: alimentacióncáncersalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS