¿Pueden indicar las rabietas de los niños un problema de conducta?

Las rabietas diarias en los niños podrían indicar un problema más profundo como predisposición a la depresión, como sugiere un estudio publicado en 'Journal of Child Psychology and Psychiatry'.

Niño teniendo una rabieta
iStock

Es normal que los niños tengan rabietas de vez en cuando. Patalean, lloran e incluso se tiran al suelo cuando quieren conseguir algo o simplemente están cansados. Sin embargo, si los berrinches se producen a diario podría tratarse de una señal de conducta preocupante, tal y como sugiere un estudio publicado en Journal of Child Psychology and Psychiatry.

Niña teniendo una rabieta
Niña teniendo una rabieta. (Pixabay)

Tras realizarle una encuesta a cerca de 1500 padres, los investigadores descubrieron que el 84 % de los niños en edad preescolar habían tenido una rabieta en el último mes, mientras que solo el 8 % tenían berrinches a diario.

Esto podría indicar que, incluso en niños pequeños, las rabietas diarias pueden derivar en un problema más profundo como predisposición a la depresión, tal y como afirmó la investigadora del estudio Lauren Wakschlag en una entrevista publicada en Live Science.

Los investigadores también preguntaron a los padres sobre la frecuencia y gravedad de los berrinches de sus hijos. Así, los científicos concluyeron que un comportamiento poco habitual era que los niños tuvieran rabietas inesperadas, a diferencia de cuando se encontraban tristes o enfadados. Solo el 8 % tuvo una rabieta repentina una vez por semana.

Tampoco era común que durasen mucho tiempo, pues solo el 14 % de los niños tenían rabietas de más de cinco minutos una vez por semana. Además, únicamente el 8 % demostró tener conductas agresivas como gritar, morder o dar patadas.

Este hallazgo es parte de una investigación más amplia que estudia las diferencias entre las rabietas normales y aquellas que indican signos tempranos de problemas de salud mental. Los investigadores llegaron a la conclusión de que los berrinches son habituales en los niños, no obstante, cuando ocurren con demasiada regularidad podría ser preocupante.

Asimismo, tal y como indicó Walksclag, se necesita mucha más investigación para vincular los berrinches diarios con los problemas de salud mental, pues en realidad se trata de un comportamiento bastante habitual entre los niños.

Wakschlag, L.S., Choi, S.W., Carter, A.S., Hullsiek, H., Burns, J., McCarthy, K., Leibenluft, E. and Briggs‐Gowan, M.J. (2012), Defining the developmental parameters of temper loss in early childhood: implications for developmental psychopathology. Journal of Child Psychology and Psychiatry, 53: 1099-1108. Doi: 10.1111/j.1469-7610.2012.02595.x

 

Continúa leyendo