¿Puede el ejercicio físico frenar el alzhéimer?

La enfermedad de Alzheimer afecta a dos de cada diez personas con 80 años.

También te puede interesar: 5 alimentos buenos para la memoria

El estilo de vida influye

Recientemente hemos publicado un estudio de meta-análisis en la revista Mayo Clinic Proceedings en el cual analizamos el riesgo de padecer Alzheimer en base a la actividad física realizada en los años previos en 23.345 personas de entre 70 y 80 años. En el estudio demostramos que aquellas personas que habían sido físicamente activas, según las recomendaciones de la OMS, durante aproximadamente los 5 años previos, tuvieron una posibilidad de desarrollar alzhéimer un 40% menor en comparación con las personas sedentarias.

Hoy sabemos que muchas de las regiones cerebrales y funciones afectadas en la enfermedad de Alzheimer son susceptibles de mejorar estructural y funcionalmente gracias al ejercicio físico regular. Aunque el riesgo de padecer esta demencia posee un fuerte componente genético, el alzhéimer también puede ser modulado por factores modificables como el estilo de vida. En la actualidad pocas intervenciones, por no decir ninguna, producen efectos tan pleiotrópicos (que afectan a múltiples características) y coadyuvantes (que contribuyen de forma complementaria a producir un efecto, por ejemplo, de un fármaco) sobre la evolución de la enfermedad de Alzheimer.


Helios Pareja y Alejandro Lucía son investigadores de la Universidad Europea. Su grupo de investigación se dedica a entender los mecanismos biológicos por los que el ejercicio ayuda a prevenir (e incluso a tratar) numerosas enfermedades. Este artículo ha sido escrito en colaboración con el Departamento de Comunicación de la Universidad Europea.

Etiquetas: alimentaciónalzheimerdeporteejerciciosalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS