Pseudoterapias: suspensas en eficacia y seguridad

Son prácticas extendidas que carecen de método científico. EL Ministerio de Sanidad trabaja en un plan para estudiar su impacto real.

El pensamiento crítico nos anima a revisar la composición de los alimentos a través de su etiquetado. Esta actitud, cada vez más común, contrasta con la credulidad de muchas personas respecto a las pseudoterapias, técnicas que carecen de pruebas científicas que demuestren su eficacia y seguridad.

Por eso es recomendable seguir la campaña #CoNPrueba, lanzada por los Ministerios de Sanidad e Industria, que ofrece recursos online rigurosos para distinguir las terapias respaldadas por la evidencia científica de las que no lo están. Se trata de trasladar información rigurosa, veraz y accesible a los ciudadanos sobre salud y ciencia, para que sepan diferenciar entre correlación y causalidad. Y es que puede haber relación entre una técnica y un efecto, pero esa técnica no es necesariamente la causa del efecto beneficioso atribuido. Una pseudociencia puede resultar eficaz por mera sugestión o porque presenta beneficios perceptibles.

Las autoridades sanitarias han lanzado el Plan para la Protección de la Salud frente a las Pseudoterapias y trabajan en los informes de varias de ellas. De 139 técnicas revisadas, 73 carecen de estudios y evidencias sobre su eficacia o seguridad. El deseo de algunas personas de que funcionen es la base de su credulidad. La Red Española de Evaluación de Nuevas Tecnologías (RedETS) se propone hacer informes de las 66 que sí han sido analizadas, aunque no se puede afirmar que sean eficaces ni seguras. Los borradores de los informes ya circulan entre sociedades científicas, colegios profesionales y organizaciones de pacientes. A continuación analizamos algunos.

Dieta macrobiótica

Este tipo de nutrición busca el equilibrio físico y emocional. Los estudios comparados con otras dietas son escasos y con lagunas metodológicas. No hay pruebas de que ayude a controlar enfermedades como la diabetes, aunque algunos parámetros analíticos sí mejoran con ella.

Magnetoterapia para tratar el dolor

Consiste en generar campos magnéticos con aparatos para aumentar la capacidad regenerativa del cuerpo. No perjudica la salud pero no es más eficaz que el placebo.

Masaje ayurvédico

Consiste en aplicar aceites y técnicas en determinadas zonas del cuerpo. No hay evidencia de su eficacia.

Masaje tailandés

Es una técnica relajante milenaria que se aplica a menudo a personas sanas. Se ha valorado su uso en procesos patológicos como la osteoartritis de rodilla y los dolores lumbar agudo y neuropático.

Sanación espiritual activa

Es una técnica de intervención no invasiva en el cuerpo energético del paciente para generar efectos físicos a través de la imposición de manos sin contacto. Ofrece beneficios en la salud autopercibida del paciente, pero no cura su dolencia de manera significativa.

Por Santiago de Quiroga

Gaceta Médica

Gaceta Médica

El periódico líder en información sanitaria y de salud en España. Dirigido a médicos, enfermeras y todos los profesionales de la sanidad.

Continúa leyendo