Preparados para recuperar la atención y la vuelta a las consultas

Los especialistas recuerdan que enfermedades crónicas como la EPOC requieren de un seguimiento continuo a pesar de la excepcionalidad de la situación.

atención médica
istockphoto

Como consecuencia de las medidas de confinamiento decretadas para frenar la propagación del SARS-CoV-2, gran parte de la atención sanitaria presencial a pacientes con EPOC se ha visto interrumpida. Ahora, con las medidas de desescalada en el horizonte, ya se plantea la manera de recuperarla. “Hemos dedicado prácticamente el 80 % del esfuerzo a la COVID-19, tanto a atender a los pacientes que han sido ingresados por el virus como al seguimiento posterior”, afirma Jesús Molina, coordinador del Grupo de Trabajo de Enfermedades Respiratorias en la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC).

En esta idea coincide José Luis López Campos, neumólogo y coordinador del área de EPOC de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR). El doctor López Campos señala que la actual situación “ha supuesto un cambio en la organización sanitaria”. Y es que, como apunta Juan Antonio Trigueros, responsable del Grupo de Trabajo de Enfermedades Respiratorias de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), “la pandemia se está desarrollando en un periodo estacional habitualmente comprometido para pacientes con EPOC por la mayor incidencia de exacerbaciones [agravamiento de la enfermedad], generalmente de origen infeccioso”.

 

Atención telefónica

Estos expertos coinciden en que la mayoría de esta atención ha virado hacia el seguimiento telefónico. Así, el doctor Molina explica que están llamando cuando pueden a aquellas personas cuya dolencia presenta mayor gravedad, aunque explica que “la mayoría de las consultas se ha realizado a demanda”. Así, “si los pacientes tienen algún problema o duda, llaman al centro sanitario y ya nos ponemos en contacto con ellos”, puntualiza. Otro de los aspectos importantes, apunta el doctor López Campos, es la importancia del diagnóstico diferencial: “Muchos pacientes crónicos de EPOC tienen síntomas respiratorios que obliga a descartar la infección por el nuevo coronavirus”.

Fijar la manera de actuar en un escenario pos-covid se torna fundamental. “La recuperación de pacientes hay que hacerla de manera prácticamente inmediata: deben venir a consulta y realizar una revisión”, asegura el doctor Molina. Siguiendo este hilo, su colega López Campos considera que “sería recomendable hacer una valoración neumológica de la salud pulmonar de los pacientes”. En el caso de los pacientes con EPOC que hayan superado la COVID-19, el doctor López Campos especifica que no está claro “qué secuelas puede dejar el virus”. También cabe destacar que uno de los motivos por los que urge valorar estos parámetros es porque, como recuerda el doctor Trigueros, “la realización de pruebas funcionales respiratorias está ahora desaconsejada”. Este último también insta a valorar otros aspectos, más allá del estado pulmonar, derivados del confinamiento: “Hay que observar la disminución de masa muscular, el deterioro de la respuesta al ejercicio aeróbico y la posible aparición de alteraciones vasculares”. Para solventar los problemas que puedan detectarse en este sentido, sugiere que se estructure de manera prioritaria “un programa de actividad física adecuada, progresiva, adaptada, con base aeróbica y entrenamiento de fuerza”.

 

Después de la tempestad

José Luis López campos señala un problema fundamental: la aparición repentina de la pandemia ha dejado escaso tiempo para la investigación clínica sobre tratamientos para el nuevo virus. No obstante, desde la práctica clínica cada vez se conoce mejor la COVID-19 , lo que permite atacarla desde diversas perspectivas. Uno de estos casos concretos sería el de pacientes con patologías previas como la EPOC. Más allá de las interferencias del coronavirus, trigueros señala que “se debe prestar especial atención a la adherencia terapéutica [cumplimiento de las pautas de medicación]”. En este punto, la responsabilidad individual de cada afectado de EPOC es el factor fundamental, puesto que, tal y como apunta el doctor Jesús molina, no se han dado problemas en cuanto al acceso a medicinas. “Se ha habilitado en la receta electrónica una prórroga de los periodos de caducidad para que los pacientes puedan recoger en las farmacias los tratamientos durante más tiempo del que se había estipulado”, explica. aun así, coinciden los expertos, a la hora de volver a la consulta resulta primordial que los facultativos comprueben el seguimiento de la medicación en cada caso particular y solventar las interrupciones en los casos que sea necesario.

Por Nieves Sebastián

Gaceta Médica

Gaceta Médica

El periódico líder en información sanitaria y de salud en España. Dirigido a médicos, enfermeras y todos los profesionales de la sanidad.

Continúa leyendo