¿Por qué un piercing no se cura?

¿Conocías que la persona que tiene el Récord Guinness de piercings en el cuerpo es de un total 516 ?

 

La persona que ostenta el título del hombre con más piercings y modificaciones corporales en el libro Récord de los Guinness es Rold Buchholz un alemán de 61 años.

Denominamos piercing a una práctica que consiste en la perforación de los tejidos blandos con la intención de insertar un objeto en el orificio. Tiene bastante popularidad entre los adolescentes y los adultos jóvenes.

En la actualidad, estos “adornos” se aplican en diversas áreas del cuerpos como orejas, cejas, boca, mentón, mejillas, pezones, ombligos, etc. Y en ocasiones, sin conocer los riesgo para la salud que este tipo de prácticas conlleva.

¿Sabías que la prácticas del body piercing se emplea desde hace unos 60.000 años?

Esta práctica se utiliza en diferentes culturas para diferenciarse entre ellos, tanto entre etnias como entre los individuos de una misma población como pueden ser los cazadores, guerreros, etc. Definían un estatus social y resaltaban cualidades personales como la realeza y la virilidad.

Aunque podamos pensar que la colocación del piercing sirve para el embellecimiento en las personas, debemos conocer que existe un riesgo inherente a su colocación, como infecciones que pueden ralentizar el proceso de curación e incluso provocar la retirada del mismo.

Podemos distinguir dos circunstancias por las que mayoritariamente se producen complicaciones: la primera está relacionado con el material empleado y la segunda, a la zona anatómica dónde se coloquen.

Aun así, no podemos olvidar que existen otras complicaciones relacionadas con las condiciones higiénicas después de haberse realizado el piercing. Las más frecuentes son las de tipo infeccioso y las de reacciones alérgicas.

Importancia de las condiciones higiénicas para la realización de un piercing
Importancia de las condiciones higiénicas para la realización de un piercing

La palabra piercing deriva de una expresión inglesa del verbo to pierce, que significa “perforar

En este artículo vamos hablar de las complicaciones de tipo infeccioso que se subdividen en las infecciones locales, sistémicas y también de las complicaciones de tipo alérgica.

Las infecciones locales son las más frecuentes y generalmente están causadas por bacterias como el Staphylococcus aureus, Streptococcus pyogenes o Pseudomonas. En la piel se puede observar enrojecimiento, dolor, hinchazón o secreción (pus)

Las infecciones sistémicas hacen referencia a que afectan al cuerpo entero, está presente en el torrente sanguíneo y por lo tanto sus complicaciones son más graves.

Principalmente, cuando hablamos de infecciones sistémicas relacionadas con el piercing, nos referimos a un riesgo de enfermedades de transmisión sexual y a complicaciones derivadas de las medidas higiénicas. 

Se han descrito casos de transmisión de hepatitis B, C, D y G e incluso la transmisión del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH).

Existen otras complicaciones sistémicas menos frecuentes como la tuberculosis, sepsis, neumonías, nefritis y endocarditis. Un dato importante es que las personas con enfermedades cardíacas aumenta el riesgo de padecer endocarditis por lo que no se recomienda realizar un piercing a las personas que tengan problemas cardíacos.

El sulfato de níquel es el alérgeno de contacto más frecuente en los países industrializados

Los materiales que se emplean pueden generar reacciones alérgicas en nuestro cuerpo.
Los materiales que se emplean pueden generar reacciones alérgicas en nuestro cuerpo.

Las reacciones alérgicas son otra de las complicaciones más frecuentes de los piercings que pueden incluso provocar la retirada de los mismos por falta de curación o de reacciones que pueden llegar a ser muy molestas.

Los piercings son especialmente sensibles a los metales y principalmente provocan una dermatitis alérgica de contacto pero también están los piercings con materiales naturales como la madera que también puede provocar eccemas en la piel.

No podemos olvidar que existen otras posibles reacciones alérgicas como a los anestésicos locales o guantes de látex que se utilizan durante la técnica.

Cuando debemos retirar un piercing

Aunque se puede especificar complicaciones dependiendo del lugar donde tengamos el piercing, las más comunes y que son independientes de la localización serían:

  • Inflamación persistente en la zona.
  • Formación de abscesos (acumulación de pus)
  • Reacciones alérgica.
  • Granuloma de cuerpo extraño (es una masa más o menos esférica de células inmunes que se forma cuando el sistema inmunológico intenta aislar sustancias extrañas)
  • Cicatriz queloidea (es una cicatriz engrosada y elevada)
  • Previo a toda intervención quirúrgica.

Por todo lo citado anteriormente los efectos adversos de los piercing van desde el daño loca por infección, desgarro, sangrado, reacciones alérgicas y cicatrices. Por ello, las medidas fundamentales en la prevención de las posibles complicaciones favorecerá la curación de las perforaciones como es el caso de acudir siempre a un profesional, cuidar y curar según las indicaciones y por supuesto, pensar bien en el impacto que tendrá en tu cuerpo e imagen porque la marca se quedará de por vida.

Referencias bibliográficas

LÓPEZ, B. A., & SANTACANA, R. G. 2020. Complicaciones dermatológicas de los tatuajes y los piercings. SECCIÓN DE ALERGOLOGÍA. HOSPITAL UNIVERSITARIO JOAN XXIII. TARRAGONA, 13.

Padrón-Arredondo, G., & Fernández-Amador, J. A. 2022. Dermatofibroma auricular secundario a colocación de piercing. Salud Quintana Roo8(32), 18-21.

Pujalte, B. F., Fornes, P. D., & Talamantes, C. S. 2012. Complicaciones y cuidados de los piercings y los tatuajes (2ª parte). Enfermería Dermatológica6(15), 8-14.

Pedro Soriano

Pedro Soriano (Enfermero en Red)

Enfermero. Máster en Ciencias de la Salud y doctorando. Profesor de Comunicación y Relación de ayuda en el departamento de Enfermería de la Universidad Europea de Madrid. Experto en comunicación del paciente digital participando en proyectos educativos, vinculados a las asociaciones de pacientes y al empoderamiento de los pacientes y enfermeras en competencias digitales. Fundador del movimiento #FFPaciente con el objetivo de dar visibilidad a los testimonios de pacientes a través de las redes sociales.

Continúa leyendo