¿Por qué suenan las tripas?

¿Sabías que los sonidos abdominales anormales pueden indicar un problema grave de salud?

 

Seguramente en más de una ocasión te has escuchados esos ruidos abdominales. Son ruidos provocado por el movimiento de los intestinos y normalmente están causados para indicar que tienes hambre.

Tenemos que pensar que los intestinos son huecos, así que, los sonidos que se producen pueden ser, por sensación de hambre o estar provocados por el movimiento a medida que impulsan los alimento hacía la parte de los intestinos.

Esto no debe ser preocupante ya que significa que el tubo digestivo está funcionando correctamente. Cuando tenemos hambres es debido a que nuestro cerebro activa el deseo de comer. Al enviar las señales a nuestro intestino, el estómago se contrae y causa estos sonidos, indicando que tenemos hambre.

Otra de las ocasiones en las que podemos escuchar a nuestras tripas es con lo que llamamos peristaltismo pero,  ¿qué significa esta palabra?

El peristaltismo es una serie de contracciones musculares que suceden en el tubo digestivo. Es un proceso automático pero muy importarte porque se encarga de movilizar los alimentos a través del aparato digestivo entre otras funciones.

gases abdominales
Los gases abdominales pueden generar sensibilidad intestinal causando dolor.

Los diferentes tipos de sonidos abdominales

Encontramos dos tipos de sonidos abdominales; los reducidos o hipoactivos mientras que también están los aumentados o hiperactivos. En el área de la medicina se utiliza el estetoscopio para evaluar los sonidos abdominales aunque en ocasiones se pueden escuchar sin ningún tipo

Los sonidos abdominales hipoactivos o también denominados reducidos, suelen generarse durante el sueño. Incluyen una disminución del tono, fuerza o regularidad de los ruidos. Indican que la actividad abdominal ha disminuido.

Por otro lado, los sonidos abdominales hiperactivos o aumentados indican que hay un aumento de la actividad intestinal. Puede generarse después de comer o antes de tener deposiciones líquidas o diarrea.

Puedes pensar que este tipo de ruidos significa que algo no está funcionando correctamente pero lo cierto es que la ausencia de sonidos prolongado en el tiempo durante días puede indicar parálisis del intestino.

Por el contrario, en ocasiones hay personas que se sienten hinchados o muestran preocupación por el exceso de gas en el tubo digestivo. Suelen aparecer en persona que padecen colitis ulcerosa o la enfermedad de Crohn.

Para referirnos a este fenómeno, utilizamos los términos como meteorismo o flatulencia. Es un cuadro clínico debido al exceso de gas dentro del intestino. Esto provoca un aumento de la sensibilidad en la zona.

Los datos sobre su frecuencia no están reflejados de manera concreta pero suele pasar con frecuencia en la población general y sobre todo en personas que tienen trastornos digestivos.

Los gases presenten en el intestino son nitrógeno, oxígeno, hidrógeno, dióxido de carbono y metano.
Los gases presenten en el intestino son nitrógeno, oxígeno, hidrógeno, dióxido de carbono y metano.

¿Sabías que el gas presente en el intestino está formado por nitrógeno, oxígeno, hidrógeno, dióxido de carbono y metano?

Proviene fundamentalmente de tres fuentes como son:

  • El aire que tragamos al respirar y que expulsamos en su mayoría a través del eructo.
  • El gas intestinal que procede de la fermentación de algunos alimentos que comemos a diario y que se produce en la flora intestinal.
  • A través de nuestra sangre, se puede pasar al intestino determinados gases como nitrógeno o dióxido de carbono.

Los gases intestinales se eliminan del aparato digestivo por varios mecanismos: eructos, difusión a la sangre, metabolismo de las bacterias del colon y eliminación por el ano (ventosidades o pedos).

¿Por qué aparecen?

Existen muchas circunstancias que se asocian al aumento de producción de gases pero las más comunes serían:

  • Tragas demasiado airea (aerofagia).
  • Situaciones de estrés
  • Ingesta de alimentos ricos en hidratos de carbono no absorbibles que aumentan la fermentación en el colon.
  • Tomar antibióticos que alteran la flora intestinal.
  • Cambios bruscos en la alimentación.

Cuando las personas tiene dolor abdominal por el meteorismo  indica que hay dificultad en el avance del aire por el intestino, provocando mayor sensibilidad y por tanto una respuesta dolorosa a la distensión intestinal.

¿Cuáles son los síntomas más frecuentes?

Se puede producir ruidos en la tripa, hinchazón abdominal, excesivas ventosidades y eructos frecuentes pero, el síntoma más frecuente es el aumento de la sensibilidad refiriendo dolor.

¿Qué podemos hacer para mejorar esta situación?

Para ayudar a disminuir las molestias y mejorar la calidad de vida podemos tener unos cuidados generales como:

  • No fumar y evitar los caramelos y chicles que aumentan los síntomas.
  • Beber y comer despacio, masticando adecuadamente y evitar hablar mientras comemos.
  • Las bebidas con gas aumentan el meteorismo.
  • Evita acostarte inmediatamente después de comer.
  • Para evitar el estreñimiento, hacer ejercicio como pasear.
  • Mantener una higiene bucal.

Si la situación persiste con síntomas claro, lo mejor es acudir a tu centro de salud para descartar algunas de las complicaciones de salud como la Enfermedad de Crohn, alergia a los alimentos, Colitis ulcerosa, obstrucción intestinal o diarrea.


Referencias bibliográficas

León Barúa, R. (2002). Flatulencia. Revista de Gastroenterología del Perú22(3), 234-242.
Ortega L.O. 2021. El meteorismo y la acumulación de gas en la EII. https://accuesp.com/el-meteorismo-y-la-acumulacion-de-gas-en-la-eii
Ramos Zabala, F., & Moreno Almazán, L. 2005. Meteorismo. Revista Española de Enfermedades Digestivas97(2), 137-137.
MedlinePlus. 2020. Sonidos intestinales. https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/003137.htm 
Nago, A. N., & Ochoa, M. V. Eructos, meteorismo y flatulencia.
Pedro Soriano

Pedro Soriano (Enfermero en Red)

Enfermero. Máster en Ciencias de la Salud y doctorando. Profesor de Comunicación y Relación de ayuda en el departamento de Enfermería de la Universidad Europea de Madrid. Experto en comunicación del paciente digital participando en proyectos educativos, vinculados a las asociaciones de pacientes y al empoderamiento de los pacientes y enfermeras en competencias digitales. Fundador del movimiento #FFPaciente con el objetivo de dar visibilidad a los testimonios de pacientes a través de las redes sociales.

Continúa leyendo