¿Por qué el estrés se relaciona con el ictus y el infarto de corazón?

Por fin se conocen las bases neurobiológicas que relacionan el estrés y la ansiedad con estas enfermedades.

Y por si no fuera suficiente, el British Medical Journal acaba de publicar un estudio sobre 16 estudios prospectivos realizados en Inglaterra y Escocia, donde se evidencia que la ansiedad y la depresión, podrían incrementar el riesgo de morir de ciertos tipos de cáncer, con la cautela a la hora de interpretar los estudios observacionales. Comprobaron en 163.363 hombres y mujeres, inicialmente sin diagnóstico de cáncer, a los que se realizó un seguimiento medio de casi 10 años, de los cuales 4.353 fallecieron por cáncer, que aquellos con los niveles más altos de distrés psicosocial (ansiedad y depresión), fallecían más por leucemia, cáncer de colon, esófago, páncreas y próstata.

Todos estos estudios plantean que el estrés crónico es un factor de riesgo importante en las enfermedades cardio y cerebrovasculares y probablemente el cáncer, y que igual que controlamos otros factores de riesgo vascular como la hipertensión, hipercolesterolemia y diabetes, habría que prevenir el estrés, sobre todo en el ámbito laboral, donde por la crisis económica actual, parece que todo sirve. El trabajo puede ser salud, pero el fin no justifica los medios.

Pero como decía Mario Benedetti : "No te rindas, aún estás a tiempo", aunque el cerebro no aprende de lo malo, sólo de lo bueno. Habrá que entrenarse en controlar el estrés.

 

También te puede interesar Estrés: un enemigo del cerebro al envejecerInsomnio y estrés: un mal binomio para el cerebro

 

Cristina Guijarro Castro, neuróloga asesora de Unobrain. CM Caracas de Madrid y Hospital Virgen de la Luz, Cuenca

Etiquetas: ansiedadcerebro humanodepresiónenfermedades cardiacasestrésictus

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS