¿Perder el sentido del gusto y el olfato es un síntoma del coronavirus?

La Sociedad Española de Neurología considera “plausible” la asociación entre la alteración aguda de gusto y olfato y la actual pandemia de COVID-19.

coronavirus-olfato
Deposit Photo

Uno de los principales desafíos de COVID-19, la enfermedad causada por el patógeno SARS-CoV-2, es que muchas personas que transmiten la enfermedad mostrarán síntomas leves o serán asintomáticos, lo que hace muy difícil identificar cuántas personas están infectadas con la enfermedad y quién podría contagiarlo a otros.


De hecho, en un informe de pruebas diagnósticas a pacientes de Corea del Sur -uno de los países más estudiados en relación al coronavirus-, se concluye que el 30% de los positivos en coronavirus experimentaron también la pérdida del sentido del olfato, lo que conocemos como anosmia.

Se trata de un síntoma revelador que a menudo está presente incluso en portadores asintomáticos: la pérdida repentina del olfato y, en algunos casos, del gusto.


“Lo que muchos pacientes están ahora relatando es la pérdida de olfato y gusto, en muchos casos de forma abrupta, asociada en mayor o menor grado a síntomas de un proceso vírico que, en el actual contexto epidemiológico, convierten al coronavirus en el principal sospechoso”, afirma la Sociedad Española de Neurología.


Si bien cada caso es diferente, los síntomas indicadores del nuevo coronavirus han sido ampliamente aceptados: fiebre alta, tos persistente o falta de aliento. En los casos más severos, los afectados han informado sentir confusión o dificultad para respirar, y a veces, la ansiedad es el síntoma que más prevalece en todos.


La disminución del sentido del gusto y el olfato causada por COVID-19 sigue siendo anecdótica, claro está, pero un equipo de médicos británicos de oído, nariz y garganta están pidiendo a los adultos que pierdan el sentido del olfato que se aíslen durante siete días para evitar la propagación de la enfermedad. Para ellos, podría ser un indicador del coronavirus, por lo que es recomendable el autoaislamiento. Además, hace unos días, la Academia Estadounidense de Otorrinolaringología publicó en su sitio web la petición de incluir la anosmia (pérdida del sentido del olfato), la hiposmia (capacidad reducida para oler) y la disgeusia (pérdida del gusto) a la lista de síntomas que deben considerarse en una posible infección por COVID-19.

 

“Los coronavirus se han asociado previamente con lo que llamamos pérdida olfativa post-viral: es la pérdida de olor que persiste después de un resfriado. Hay muchos virus respiratorios que potencialmente pueden causar problemas con los receptores del olor. Hasta ahora, con COVID-19, la pérdida de olor parece ser transitoria, pero solo a medida que transcurre el tiempo sabremos cuántas personas tienen una pérdida más permanente. Todavía no somos conscientes de si este síntoma es común o un signo de un mal diagnóstico, pero ciertamente recomendamos una señal de advertencia para autoaislar y, si se tiene en cuenta, puede ayudar a prevenir la propagación", explica Carl Philpott, profesor de rinología y olfactología en la Norwich Medical School, Universidad de Anglia del Este (Inglaterra) a Science Media Centre.


Estos "portadores silenciosos" juegan un papel clave en la propagación masiva de la enfermedad, ya que sin los síntomas obvios de fiebre y tos persistente no pueden ser detectados por las medidas de detección actuales.

Se recomienda que los pacientes realicen una llamada a los servicios de salud locales si presentan este síntoma para un posible tratamiento o incluso podría ayudar a la detección precoz del virus, aunque es posible que no requiera nada más que el autoaislamiento hasta que la infección haya pasado. Los expertos recomiendan a aquellos que experimentan anosmia de forma repentina a autoaislarse, ya que esto indicaría la transmisión de la enfermedad, algo que estamos tratando de frenar por todos los medios.

 

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme por aquí.

Continúa leyendo