Oncohealth Institute: innovación para doblegar al cáncer

Madrid es la sede de uno de los centros oncológicos más punteros de España. Aquí se combate la enfermedad desde tres frentes: la prevención, el diagnóstico y el tratamiento integral.

Investigador en el Oncohealth Institute
Un momento de las investigaciones en Oncohealth Institute / C. Siegfried

De la consulta al laboratorio y del laboratorio a la cabecera del paciente. Así se podría resumir el trabajo cotidiano en el Oncohealth Institute, del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz (Madrid). Según su director, el oncólogo Jesús García-Foncillas, el centro representa un nuevo concepto en el abordaje del cáncer, dirigido no solo a su tratamiento integral, sino también al diagnóstico precoz y la prevención. Cuenta con un equipo experimentado y multidisciplinar de más de un centenar de profesionales y con lo último en tecnología. Además, dispone de una división de investigación aplicada y colabora con los mejores centros oncológicos del mundo. El objetivo es aplicar tratamientos y estrategias terapéuticas de vanguardia, como la inmunooncología –esta utiliza el sistema inmune del propio paciente para atacar a las células cancerosas–, siempre desde una perspectiva individualizada. “Buscamos tratamientos acordes a los perfiles moleculares de los pacientes, porque no existen dos iguales”, resalta García-Foncillas.

La llegada de nuevas terapias biológicas dirigidas ha mejorado los tratamientos y la identificación de los pacientes que pueden beneficiarse de ellos. Cuando una persona acude a Oncohealth en busca de la curación, lo primero que se hace es un estudio molecular de su tumor, mediante la secuenciación masiva del ADN de este. El director del instituto explica que “muchos de los nuevos tratamientos se dirigen a alteraciones moleculares concretas de la propia célula tumoral; de este modo se hace una terapia mucho más dirigida y personalizada para cada cáncer”. Por otro lado, este centro integral invierte un gran esfuerzo en el desarrollo de nuevos biomarcadores moleculares relacionados con la evolución de los tumores. “Identificar nuevas dianas para el desarrollo de fármacos es parte de nuestro trabajo diario. En este tipo de investigaciones somos uno de los centros más punteros del mundo”, afirma García-Foncillas.

Uno de los pilares del instituto es la unidad de ensayos clínicos integrados, que se estructura en una unidad de fase 1 y otra de ensayos clínicos en fases 2 y 3. También hay laboratorios que trabajan con modelos animales, y una división de investigación traslacional. ¿En qué consiste esto último? En aplicar lo antes posible los avances en la investigación básica a nuevos tratamientos o procedimientos médicos adaptados a cada paciente. Este proceso exige un flujo de información continuo entre todos los profesionales implicados, y una frase lo resume bien: “Del laboratorio a la cama del enfermo”. Oncohealth posee una base ideal para este tipo de investigación: un banco de tumores con más de 44.000 muestras. La unidad de fase 1 ha tratado a más de trescientos pacientes desde su apertura a finales de 2013. Se trata de la primera de este tipo abierta en el sistema sanitario público, y es una referencia en la Comunidad de Madrid. A juicio de García-Foncillas, su éxito radica en que ofrece tratamientos novedosos con medicamentos que no se comercializarán antes de cinco o diez años

Pero en Oncohealth no solo se investiga. El factor humano no se descuida. Como explica su director, “disponemos de una unidad de cuidados paliativos para que el paciente se sienta plenamente arropado en la última etapa de su enfermedad, cuando ya no dispongamos de más vías de tratamiento”. A esto se suma un equipo de psicooncología que acompaña a todos los afectados en cada una de las fases de su dolencia.

 

Por Marta Riesgo

130 es el número de ensayos clínicos con pacientes que el Oncohealth Institute tiene en marcha para el tratamiento de distintos tipos de tumores.

Gaceta Médica

Gaceta Médica

El periódico líder en información sanitaria y de salud en España. Dirigido a médicos, enfermeras y todos los profesionales de la sanidad.

Continúa leyendo