Nueva evidencia de que la Luna afecta al sueño

¿Problemas para dormir? Un nuevo estudio expone que el ciclo lunar tiene una influencia mucho mayor sobre los hombres que las mujeres.

El sueño es imprescindible para el ser humano, pero a muchos les cuesta dormir lo suficiente. Ahora, una nueva investigación, lejos de hablar sobre las posibles distracciones que nos pueden alterar el sueño, se centra en la Luna y sus ciclos. El que representa uno de los estudios más grandes de su tipo, los científicos monitorearon el sueño de más de 850 personas en Uppsala (Suecia) de entre 22 y 81 años, empleando mediciones de polisomnografía para determinar el inicio, la duración y la calidad del sueño durante una sola noche.


Los participantes fueron evaluados mientras dormían, ya fuese durante la luna creciente (cuando la cantidad de iluminación en la luna está aumentando) o durante la luna menguante (cuando su área de superficie visible es cada vez más pequeña).

Las conclusiones de la investigación sugieren que el ciclo lunar afecta al sueño de los seres humanos, con alteraciones del sueño más pronunciadas en los hombres que en las mujeres. Esto es, ambos dormían peor durante la luna creciente que durante la luna menguante. Sin embargo, este efecto fue particularmente pronunciado en los hombres, según los expertos.

 


La luna llena, un sustituto solar

"Tanto la luna nueva como la luna llena representan puntos de inflexión importantes durante el ciclo lunar", comentó Christian Benedict, investigador del Departamento de Neurociencia de la Universidad de Uppsala, y líder del trabajo que publica la revista Science of the Total Environment.


Se cree que el brillo creciente de la luna creciente, que alcanza un crescendo óptico en la noche de luna llena, debería afectar el sueño humano de manera perjudicial en general, dado que los seres humanos tendemos a dormir mejor con más oscuridad.

Es probable que el cerebro humano responda a la luz de la luna cuando la iluminación de la luna aumenta (durante la luna creciente) manteniéndonos despiertos, algo que podría ser más pronunciado en los hombres porque el cerebro masculino responde más a la luz ambiental que el femenino, según sugirió una investigación anterior.

 

"Encontramos que los hombres cuyo sueño se registró durante las noches en el período creciente del ciclo lunar mostraron una menor eficiencia del sueño y un mayor tiempo de vigilia después del inicio del sueño en comparación con los hombres cuyo sueño se midió durante las noches en el período menguante", aclara Benedict. "Por el contrario, el sueño de las mujeres no se vio afectado en gran medida por el ciclo lunar".

Las mujeres en el estudio durmieron en promedio casi 12 minutos menos en las noches durante este periodo, en comparación con las noches menguantes. Para los hombres, fue casi 20 minutos menos, además de menos de eficiencia del sueño, más vigilia y mayores interrupciones en la duración de las etapas del sueño.


"Todas las asociaciones fueron sólidas para el ajuste de los factores de confusión, incluidas las alteraciones regulares del sueño", señalaron los investigadores.

Referencia: Christian Benedict et al. 2022. Sex-specific association of the lunar cycle with sleep. Science of the Total Environment 804: 150222; doi: 10.1016/j.scitotenv.2021.150222

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en ladymoon@gmail.com

Vídeo de la semana

Continúa leyendo