Nanopartículas para curar la alergia

La idea, probada con éxito en ratones, consiste en “disfrazar” a la sustancia que provoca la alergia para que el sistema inmune no la considere nociva.

La idea de los investigadores es tan sencilla como astuta: introducir en el cuerpo el alergeno bajo una especie de “cáscara amigable” –una nanopartícula biodegradable– que logre desactivar las alarmas del sistema inmunitario. Tras probarla con ratones a los que se provocó una alergia de tipo asmático al huevo, Stephen Miller, uno de los participantes en el estudio, ha declarado: “Los hallazgos representan un método nuevo, seguro y efectivo a largo plazo para tratar, e incluso curar, a los pacientes”.

Desarrolladas por la compañía Cour Pharmaceuticals Development, estas cápsulas diminutas están compuestas por un biopolímero llamado PLGA, que incorpora ácido láctico, ácido glicólico y, claro, la sustancia que se pretende borrar de la lista de potenciales enemigos. Se inyectan en la sangre del afectado y, tras cumplir su misión, son devoradas por una célula especializada denominada macrófago.

Además, estas nanopartículas también parecen aumentar el número de células regulatorias –los linfocitos T– que equilibran el sistema inmune y evitan las reacciones alérgicas contra sustancias que no comportan riesgo para nuestra salud.     

Etiquetas: alergiamedicinananotecnología

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS