Mesotelioma, el cáncer que provoca el amianto

El mesotelioma o mesotelioma maligno es un tipo de cáncer poco frecuente que afecta al mesotelio, que es el tejido que recubre los pulmones, el estómago, el corazón y otros órganos o al peritoneo, que reviste el abdomen. En la mayoría de personas que lo sufre, la principal causa se debe a la exposición al amianto.

Los pulmones, el estómago y el corazón están recubiertos por un tejido llamado mesotelio. La inhalación de partículas de asbesto, también conocido como amianto, en el lugar de trabajo o en el hogar está asociada con el mesotelioma, un  cáncer poco frecuente pero con muy pocas opciones de tratamiento, que afecta al mesotelio o al peritoneo (capa de tejido que recubre el abdomen y la mayoría de sus órganos). También puede formarse en el corazón o en los testículos, pero es mucho menos frecuente.

Tras la exposición al amianto (a sus fibras), la enfermedad suele tardar mucho tiempo en dar la cara. En general, comienza en los pulmones, pero también puede iniciarse en el abdomen u otros órganos.

Peligro amianto
iStock

¿Cuáles son los síntomas del mesotelioma?

Lo más peligroso del mesotelioma es que frecuentemente se detecta en fases avanzadas de su desarrollo, por lo que el margen de maniobra para tratarlo con éxito es menor. Además, a veces, es difícil diferenciarlo del cáncer de pulmón.

Los síntomas más comunes del mesotelioma son los siguientes:

  • Dificultad para respirar.
  • Dolor debajo de las costillas.
  • Dolor, hinchazón o incluso bultos en el abdomen.
  • Adelgazar sin motivo aparente.

Para tratar el mesotelioma se emplea cirugía, radiación, quimioterapia y/o terapia dirigida. En esta última se utilizan fármacos que combaten las células cancerosas específicas.

El amianto como causa del mesotelioma

Como hemos comentado, una de las causas del mesotelioma es la exposición al amianto. En el pasado, este material se empleó mucho en la construcción, por su resistencia a la corrosión y al calor y, a pesar de haberse retirado y dejado de usar (en la Unión Europea está prohibido desde 2001), es responsable hoy en día de la aparición de nuevos casos de esta enfermedad. Hay que tener en cuenta que exposiciones pasadas pueden estar aflorando ahora en forma de mesotelioma.

El peligro del amianto reside en sus fibras, que son microscópicas. Si se agita o se mueve un objeto que contiene amianto, las fibras pueden desprenderse y permanecer suspendidas en el aire. Al inhalar estas fibras, pasarán a los pulmones y quedarán atrapadas allí durante mucho tiempo. Si se acumulan, causan problemas.

¿Y qué relación tiene el amianto con el metro de Madrid?

El uso del amianto tuvo su auge en la Revolución Industrial. Su resistencia a los productos químicos, al calor, al agua y a la electricidad lo convirtió en el aislante perfecto de máquinas de vapor, turbinas y generadores. En el caso del suburbano madrileño, se usó en las bóvedas de los túneles, en los vagones y en cuartos auxiliares.

Para tener un problema con el amianto, la exposición a él debe ser prolongada (para que se acumule en los pulmones) y hace falta manipularlo para que las fibras se desprendan. Las roturas, taladros y derribos tienen, pues, mucho riesgo, también si el material ha envejecido.

Investigación contra el mesotelioma

En España, el Dr. Manel Esteller, director del Instituto Josep Carreras, participa en el  proyecto PREDICT-Meso cuyo objetivo es estudiar el desarrollo del mesotelioma, así como validar distintas aproximaciones terapéuticas. El grupo de Esteller investiga los procesos moleculares que están implicados en la formación de este tipo de tumores. También trata de encontrar maneras de identificar el mesotelioma en fases tempranas.

Por otra parte, el Dr. Luis Paz-Ares es uno de los mayores expertos en mesotelioma de nuestro país, jefe del servicio de oncología médica del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid. En la actualidad, forma parte de un proyecto de investigación internacional que tiene como fin ampliar el conocimiento sobre este tipo de cáncer para así mejorar su diagnóstico y tratamiento. El grupo del Dr. Paz-Ares estudia las anomalías genéticas que se dan en las células tumorales, para así, más tarde, buscar métodos más personalizados para tratar cada caso.

 

Referencias:

MedlinePlus en español [Internet]. Bethesda (MD): Biblioteca Nacional de Medicina (EE. UU.). Mesotelioma; [actualizado 13 jul. 2020; revisado 13 jul. 2020; consulta 27 abr. 2022]; Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/mesothelioma.html

Instituto Nacional del Cáncer. Tratamiento del mesotelioma maligno en adultos (PDQ®)–Versión para pacientes publicada originalmente por el Instituto Nacional del Cáncer; [actualizado 25 jun. 2021; revisado 25 jun. 2021; consulta 27 abr. 2022]; Disponible en: https://www.cancer.gov/espanol/tipos/mesotelioma/paciente/tratamiento-mesotelioma-pdq

Mar Aguilar

Mar Aguilar

Me hubiera gustado ser médica pero le tengo terror a la sangre. Con más de 11 años de experiencia en el ámbito periodístico, aprendo cada día un poco más acerca del apasionante mundo que es la ciencia. Puedes escribirme a maguilar@zinetmedia.es

Continúa leyendo