Los productos de limpieza pueden causar defectos de nacimiento

Muchos productos de higiene personal y de limpieza del hogar contienen compuestos químicos muy peligrosos.

Concretamente los dos compuestos estudiados fueron: Cloruro de alquildimetilbencilamonio (ADBAC) y Cloruro de didecil dimetil amonio (DDAC).


Los efectos de los desinfectantes en los roedores

Para el experimento, los investigadores introdujeron dichas sustancias en el vivero de ratones y ratas. Ambas sustancias se encontraban combinadas en forma de un desinfectante comercial y también recibieron la sustancia tanto en la comida como en el aire que entraba a la zona de experimentación con los roedores.

Concretamente, se administró a los roedores 60 ó 120 miligramos de la sustancia por kilogramo de peso corporal (mg / kg) diariamente
en su alimento, o 7,5, 15 ó 30 mg / kg de peso corporal, administrados por sonda oral.

 

Los científicos evaluaron a los embriones a los 10 y a los 18 días de embarazo buscando "malformaciones macroscópicas y esqueléticas". Los resultados revelaron que los defectos del tubo neural (que provocan deficiencias congénitas durante el primer mes del embarazo) aumentaron proporcionalmente con la exposición ambiental a los productos químicos.

Solo la exposición de los machos a la atmósfera cargada de sustancias químicas en la habitación fue suficiente para causar defectos reproductivos. De hecho, la exposición ambiental al producto químico tuvo una influencia más grande que la dosificación oral.

"Los defectos de nacimiento fueron palpables tanto cuando los machos como las hembras estaban expuestos, como cuando solo uno de los padres estaba expuesto a los productos químicos", explica Terry Hrubec, líder del trabajo.

"Estos productos químicos se utilizan regularmente en los hogares, los hospitales, los espacios públicos y las piscinas.
La mayoría de las personas están expuestas regularmente", sentencia Hrubec.

 

Referencia: Chemicals which cause birth defects--teratogens: a special concern of research chemists. Birth Defects Research. Junio 2017. DOI: 10.1002/bdr2.1064

 

Etiquetas: noticias de cienciaquímicasalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS