Logran eliminar el VIH con un trasplante de células madre

Una colaboración de equipos multidisciplinares de científicos españoles ha hecho historia en el mundo de la medicina.

celulas-madre-vih

Es un hecho histórico: un equipo de científicos del Hospital Gregorio Marañón de Madrid y del Instirtuto de investigación del SIDA IrsiCaixa de Barcelona (España) han logrado eliminar el VIH en un grupo de pacientes. Así es: el VIH ha sido indetectable en sangre y tejidos tras ser sometidos a trasplantes de células madre.

 

En total, cinco personas infectadas por VIH recibieron un trasplante de células madre. En una de ellas, aparte de que el virus sea indetectable en sangre y tejidos, tampoco se detectan anticuerpos en su sangre.

 

En el estudio desarrollado por científicos españoles y que recoge la revista Annals of Internal Medicine se expone que ciertos factores asociados con el trasplante de células madre podrían contribuir a la eliminación de el reservorio viral en el cuerpo. Esta resolución ha sido gracias al trasplante de células madre que permitirá, en el futuro, el diseño de estrategias de curación del VIH que sean mucho menos invasivas que las actuales, ya que el trasplante de células madre se recomienda exclusivamente para tratar enfermedades hematológicas graves.

 

Timothy Brown: los inicios

 

El estudio se basa en el caso del paciente con VIH Timothy Brown, de Berlín (Alemania), quien en el año 2008 se sometió a un trasplante de células madre para tratar una  leucemia. En este caso, el donante tenía una mutación llamada CCR5 delta 32 que provocaba que sus células sanguíneas fueran inmunes al VIH (esta mutación evita la entrada del virus las células sanguíneas). Brown finalmente dejó la medicación antiretroviral y tras 11 años sin tratamiento, el virus VIH no ha dado señales de vida. Es por ello que se le considera la única persona en el mundo curada del VIH.

 

Desde aquel momento, los científicos se han dedicado al estudio de mecanismos plausibles de erradicación del VIH asociados con el trasplante de células madre.

 

Así, el consorcio IciStem creó una cohorte única de personas infectadas sometidas a un trasplante para curar una enfermedad hematológica, con objeto de diseñar nuevas estrategias de cura. Los participantes habían sobrevivido al menos 2 años tras recibir el trasplante.

 

Tras el trasplante, todos los participantes mantuvieron el tratamiento antirretroviral y consiguieron que la enfermedad hematológica remitiera después de haber parado de tomar los medicamentos inmunosupresores. Los expertos observaron que 5 de los pacientes presentaban un reservorio indetectable en sangre y tejidos.

 

¿Por qué es importante esto?

 

Es importante porque estos factores siempre se detectan en personas infectadas por VIH, tomen o no fármacos antirretrovirales. Hay que tener en cuenta que todos los pacientes con reservorio VIH indetectable habían recibido un trasplante de sangre de cordón umbilical.

 

Por si esto fuera poco, en uno de los pacientes, los anticuerpos virales se habían esfumado por completo. “Este hecho podría ser una prueba de que el VIH ya no está en su sangre, pero esto solo se puede confirmar parando el tratamiento y comprobando si el virus reaparece o no”, explica María Salgado, coautora del trabajo.

 

Este hito en medicina podría servir para el diseño de estrategias de cura del VIH menos complejas e invasivas. De hecho, el próximo paso será realizar un ensayo clínico, controlado por médicos e investigadores, para interrumpir la medicación antiretroviral en algunos de los sujetos y administrarles nuevas inmunoterapias; así podremos comprobar si se produce un rebote del virus o si el VIH queda completamente eliminado del organismo.

 

Referencia: Mechanisms that contribute to a profound reduction of the HIV-1 reservoir after allogeneic stem cell transplant. Annals of Internal Medicine, 2018. doi: 10.7326/M18-0759

 

CONTINÚA LEYENDO