Lo que comes no lo decides tú, sino tus genes

Un estudio identifica cómo las variantes genéticas son responsables de las preferencias y hábitos alimentarios.

Es la primera vez que un estudio identifica cómo los genes afectan a las preferencias dietéticas de un grupo de personas sanas. Hasta el momento, tan sólo se disponían de evidencias de cómo los genes están implicados en los patrones alimenticios de personas con trastornos como la  anorexia nerviosa o la bulimia.

En este estudio se tomó una muestra de 818 hombres y mujeres de origen europeo, con sorprendentes conclusiones: una ingesta elevada de chocolate y también una mayor talla de cintura se han asociado al gen que expresa los receptores de oxitocina. A su vez, un gen asociado a la obesidad juega un papel importante en nuestra preferencia por las verduras y los alimentos ricos en fibra.

El estudio de Berciano puede abrir la puerta a un nuevo tipo de medicina personalizada. Conocer las variantes genéticas que hacen a una persona más propensa a consumir determinados alimentos puede dirigirse a prevenir enfermedades como la diabetes, enfermedad cardiovascular y cáncer. En palabras de Berciano, las conclusiones del estudio pueden "allanar el camino hacia una mejor comprensión de los hábitos alimentarios, y permitirá diseñar una dieta personalizada más accesible al individuo, resultando en un mejor cumplimiento y resultados más exitosos". 

El siguiente paso es repetir el estudio con un grupo de diferentes características y etnias, así como identificar la relación de las variantes genéticas de la ingesta de alimentos con la incidencia de algunas  enfermedades.

Referencias:

Berciano S. (2017). Behavior related genes, dietary preferences and anthropometric traits. The Phase B Journal.

Etiquetas: alimentaciónanorexiagenéticanutriciónobesidadsalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS