Las vacunas podrían afectar al ciclo menstrual y este vínculo debe ser investigado

Aunque los cambios parecen ser transitorios, la investigación de esta posible reacción adversa de las vacunas frente a la COVID es fundamental para el éxito del programa de vacunación.

vacunas
istockphoto

Victoria Male, especialista en reproducción del Imperial College de Londres, firma un artículo publicado en la revista BJM en el que afirma que el vínculo entre los cambios menstruales experimentados por algunas mujeres después de la vacunación es plausible y debe ser investigado.

Las alteraciones en la menstruación o el sangrado vaginal inesperado no están reconocidas todavía como un posible efecto de la vacuna frente a la COVID, pero muchas mujeres han informado de estos cambios. En el caso del reino Unido, hasta el 2 de septiembre se habían enviado más de 30 000 informes de este tipo al servicio de vigilancia de la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios (MHRA) del Reino Unido.

En todo caso, la mayoría de las mujeres experimentan cambios transitorios que vuelven a la normalidad en el siguiente ciclo y, lo que es más importante, no hay evidencia de que la vacuna frente a la COVID-19 afecte negativamente a la fertilidad.

La MHRA afirma que sus datos de vigilancia no respaldan un vínculo entre los cambios en los períodos menstruales y las vacunas, ya que el número de informes es bajo en relación tanto con el número de personas vacunadas como con la prevalencia de los trastornos menstruales en general. Sin embargo, la investigadora opina que la forma de recopilar los datos dificulta la extracción de conclusiones, ya que al final muchas personas no informan de los cambios experimentados o no los asocian con la vacunación.

Posible relación con la respuesta inmune

Se han realizado informes de cambios menstruales después de la vacunación tanto con vacunas de ARNm como con las vectorizadas por adenovirus, agrega, lo que sugiere que, si hay una conexión, es probable que esta sea el resultado de la respuesta inmune a la vacunación, en lugar de un componente de vacuna específico.

De hecho, el ciclo menstrual puede verse afectado por la respuesta inmune del cuerpo al virus en sí, y un estudio mostró alteraciones menstruales en aproximadamente una cuarta parte de las mujeres infectadas con SARS-CoV-2, por lo que la relación es plausible.

En caso de confirmarse este vínculo, las mujeres que se vacunan pueden prever el efecto y, en caso de sufrir alteraciones en el ciclo menstrual, saber que es una molestia transitoria que no debe generar preocupación.

La experta recomienda a los médicos a que alienten a sus pacientes de informar de cualquier cambio en los periodos o en caso de sufrir sangrados vaginales inesperados. Y cualquier persona que informe un cambio en los períodos que persiste durante varios ciclos, o un nuevo sangrado vaginal después de la menopausia, debe tratarse de acuerdo con las pautas clínicas habituales para estas afecciones.

En España, un equipo de investigadores de la Universidad de Granada ya ha puesto en marcha un estudio científico para evaluar si la vacunación está asociada a estos trastornos menstruales.

Referencia: Male, 2021. Menstrual changes after covid-19 vaccination BMJ 2021; 374 doi: https://doi.org/10.1136/bmj.n2211 (Published 16 September 2021). 

 

 

Vídeo de la semana

Continúa leyendo